Los drones para fotografía y vídeo han llegado para quedarse. Los profesionales del audiovisual saben que los resultados con ayuda de estos aparatos son increíbles. ¡Y no dudan en usarlos!

En un mundo en el que predomina la imagen, los drones para fotografía se han convertido en una herramienta no ya útil, sino imprescindible para conseguir imágenes impactantes y diferentes.

Ya seas fotógrafo artístico o trabajes en marketing/comunicación, los drones para fotografía harán, desde luego, tu trabajo más fácil. En ambos mundos, aunque no de igual manera, el fotógrafo busca llamar la atención, fijar su trabajo en el recuerdo del público.

Y un dron puede ayudarte a ello, pues te permite alcanzar todos los planos, matices y perspectivas de casi cualquier cosa. Lo difícil será encontrar la imagen perfecta: ¡y ese es el trabajo del fotógrafo!

Por esta creciente importancia de los drones en Emilio Simón hemos decidido traeros en este post una nueva lista: esta vez, la de los mejores drones para fotografía del mercado. 

Recuerda que, para utilizar un dron, deberás no solo comprarlo, sino sacarte una licencia oficial que te permita manejarlo. Tienes toda la información aquí. Pero, yendo por partes, ¿cuáles son los mejores drones para fotografía actualmente?

DJI Mavic Pro

Parece haber consenso en el mundo de los drones para fotografía: el modelo DJI Mavic Pro es el gran favorito de los expertos. Es fácil de volar, tiene buena batería y gran calidad de imagen y estabilización de tres ejes.

Además, su portabilidad es muy cómoda y cuenta con determinadas características de seguridad contra fallos del sistema sin parangón en el mercado. 

Su tiempo de vuelo es de unos 20 minutos y puede subir hasta 6 kilómetros: ¡más allá de lo que te alcanza la vista! Pero no te preocupes: a través de tu smartphone podrás tener una vista previa de la cámara del dron.

DJI Phantom 4 Pro

El modelo DJI Mavic Pro es el más completo, y el que mejor calidad y facilidad te ofrece por el mejor precio. Pero, si el dinero no es un problema, el modelo DJI Phantom 4 Pro es el rey de los drones para fotografía.

Este modelo añade cinco direcciones para evitar obstáculos en el vuelo, además de incluir una cámara 4K de nada menos que 20 megapíxeles, con un sensor más grande y diferentes modos de vuelo inteligentes.

Además, la duración de la batería es mayor que la de la batería del DJI Mavic Pro, y podrás disfrutar de sus controles de vuelo manuales si eres un tirador avanzado.

El modelo DJI Phantom 4 cuenta con un sensor de 2,5 centímetros que te permite capturar imágenes fijas de 20 megapíxeles, además de vídeos en 4K con hasta 60 cuadros por segundo. 

¿Lo que más nos gusta de este dron? Que cuenta con un obturador mecánico y está plagado de controles manuales. Así que, si ya eres un fotógrafo experimentado en drones, ¡esta opción te va a encantar!

Yuneec Typhoon H

¡Nuestro hexacóptero preferido! Este modelo no depende de un smartphone, pues incorpora una pantalla táctil en su control remoto. Eso sí: su cámara no es extraíble.

Como el modelo anterior, la calidad de la cámara es 4K y puede hacer giros de 360º completos, además de evitar un impacto hacia delante.

Además, al contar con 6 rotores, es uno de los drones más seguros: si un rotor falla, el dron seguirá volando. 

De todos los drones para fotografía que hemos investigado, el Typhoon H es uno de los más rápidos y ágiles, aunque cuenta con un alcance de vuelo algo limitado -sobre todo en comparación con los otros dos modelos mencionados-.

Es cierto que con la entrada al mercado de otros modelos como los de DJI y GoPro el modelo Typhoon H quedó desplazado. Pero, si estás empezando y tu presupuesto es ajustado, ¡puede ser tu mejor opción!

 

Y tú, ¿te atreves con los drones para fotografía? ¡Porque en Emilio Simón sí nos atrevemos! Ponte en contacto con nosotros si deseas realizar algún proyecto que incluya fotografía aérea. ¡Te va a encantar!

 

La fotografía de animales es una disciplina muy bonita que enamora a muchos fotógrafos. Si bien es cierto que, es una disciplina muy amplia, ya que podemos encontrar desde un pequeño gatito a un tigre salvaje. Por lo que es importante saber que debemos utilizar cada vez que tenemos delante de nosotros según que tipo de animales. 

Por ello, en el post de hoy queremos daros algunas ideas y consejos para que la próxima ocasión en la que desees hacer fotografías de animales, estas te salgan perfectas.

¡Dinos qué animal quieres fotografiar y te diremos qué objetivo necesitas!

La fotografía de animales más común es la de mascotas. Para hacer fotos profesionales a tu mascota te aconsejamos que utilices un objetivo de 50mm, ya que se trata de un objetivo muy versátil que te permitirá imágenes impresionantes. Si todavía no has leído nuestro post sobre 5 razones para usar un objetivo de 50mm, te aconsejamos que lo hagas para sacarle las mejores instantáneas a tu fiel compañero de cuatro patas y tener un recuerdo de por vida.

Si tienes pensado hacer un viaje a un lugar en el que puedes ver especies de animales poco comunes en el día a día, es decir, más salvajes, te aconsejamos que utilices un teleobjetivo o un buen zoom, ya que no debes acercarte mucho a este tipo de animales. También te recomendamos que en tu maleta no falte un trípode o un monopie, ya que son muy útiles para hacer fotografías de viaje.

Si nos permites otro consejo, te sugerimos que tampoco falte en tu maleta una tarjeta de memoria, ya que en este tipo de aventuras siempre se realizan un gran número de fotos y no queremos que te quedes sin espacio para todas las fotografías que deseas realizar. 

Aunque otra idea muy buena para hacer fotografía de animales salvajes sin tener que hacer un viaje exótico, es hacer fotos en un zoo. Para este tipo de actividad te recomendamos que también utilices un teleobjetivo, ya que es el que mejor se ajusta a este tipo de fotografías. 

Hemos hablado de animales salvajes y de las mascotas, pero ¿no crees que falta algo? ¡los insectos! 

Es bien cierto que los insectos no son animales, pero vemos muy interesante hablar de ellos en este post.

Fotografiar insectos es sumamente apasionante. Para ello, te sugerimos que utilices un objetivo macro para que puedas enfocar perfectamente al sujeto. De esta forma llegarás a obtener imágenes de insectos que parecen tamaño real.

Consejos para la fotografía de animales

Fotografiar animales no es tarea fácil por lo que a continuación queremos darte algunos consejos para que tus fotos sean todo un éxito. 

El primer consejo que queremos darte es que tengas mucha paciencia cuando hagas este tipo de fotografía. Hay que saber armarse de mansedumbre y perseverancia para saber en qué momento disparar con nuestra cámara y conseguir el resultado que deseamos. La paciencia acaba dando sus frutos por lo que te recomendamos que no te desesperes si ves que el animal no colabora o no consigues lo que quieres de él, todo llega. 

El segundo consejo que queremos darte es sobre el enfoque. Por un lado, trata siempre de enfocar a los ojos del animal si este es tranquilo, puesto que si es importante en la fotografía en general, mucho más lo es a la hora de fotografiar animales. Por otro lado, te recomendamos que si el animal es inquieto, utilices el modo de autoenfoque continuo.

Como tercer consejo, te sugerimos que el fondo de la imagen sea acertado, es decir, que no sea un fondo que puede llegar a estropear la imagen. Por ejemplo, si la imagen la realizamos en un zoo trataremos de buscar puntos en los que no aparezca un elemento del establecimiento o personas que estén visitando el zoológico. 

Por último y no por ello menos importante, el cuarto consejo que queremos darte es sobre la exposición de la imagen. Trata de ajustar todo lo posible las configuraciones de tu cámara como por ejemplo el ISO a las condiciones lumínicas del momento en el que te encuentres haciendo dichas fotos. Trata de usar siempre aperturas amplias para captar toda la luz posible.

Estos son algunos consejos básicos, pero muy importantes a la hora de fotografiar animales. ¡Cuéntanos en los comentarios que te han parecido y si los vas a poner en práctica!

Fotógrafo en Sevilla

¿Estás buscando un fotógrafo en Sevilla? En Emilio Simón contamos con un equipo de profesionales capaz de captar toda la esencia de aquello que desees fotografiar.

Contacta con nosotros a través del apartado “contacto” de nuestra web, enviándonos un correo a la siguiente dirección info@emiliosimon.com o bien, si deseas una forma de contactar más rápida, puedes llamarnos por teléfono al siguiente número: 654 544 502.

¡Cuéntanos lo que buscas, nosotros lo hacemos posible!

Tanto si eres fotógrafo como si trabajas diariamente con imágenes por cualquier otra razón, seguro que eres consciente de la importancia de la fotografía de stock.

Ya sean gratuitos o no, los bancos de imágenes son básicos para muchas profesiones.

Si eres fotógrafo y quieres ganar algo de dinero, vender tu trabajo a estos bancos de imágenes puede ser una buena forma de empezar. La fotografía de stock, aunque no lo parezca, está muy cotizada.

Y no solo eso: depende de tu trabajo y del banco al que se lo vendas, la fotografía de stock puede reportarte más beneficios de los que imaginas.

Pero, ¿cómo hacer una buena fotografía de stock? ¿Qué buscan los bancos de imágenes?

En Emilio Simón sabemos de sobra que lo que sacia la sed de un fotógrafo no es precisamente la fotografía de stock. Siempre buscamos momentos únicos y fotografías artísticas.

¡Pues tal vez nos equivoquemos! En bancos de imágenes como unplash, este tipo de fotografía tiene buena cabida.

Y, sea como sea, vender fotografías de stock puede generarnos un ingreso extra nada desdeñable.

Así que, ¿por qué no aprender un par de reglas básicas para crear la mejor fotografía de stock? ¡Nunca está de más, y nunca se sabe! 

Identifica la demanda y las carencias del mercado

Para saber sobre qué temática basar tu trabajo de fotografía de stock deberás, en primer lugar, identificar o conocer qué busca la gente: ¿qué temática es la más solicitada, la más necesaria en estas páginas?

Siempre habrá temáticas de moda, como lo son ahora el fitness o la tecnología; y temáticas que siempre funcionarán, como la familia, salud, belleza o pareja.

Si crees que puedes hacer un buen trabajo en estos campos, ¡adelante!

Si, por el contrario, temes perderte entre la gran cantidad de competencia, puedes identificar y cubrir necesidades del mercado. Temáticas no tan solicitadas pero con muy poca oferta de imagen. 

Dos pilares: simplicidad y psicología del color

En la fotografía de stock existen dos pilares básicos que conseguirán que tu trabajo obtenga más descargas.

El primero de ellos es la simplicidad: quien busca imágenes de stock lo hace por una razón muy concreta, por lo que la generalidad ayudará a que tu trabajo encaje con muchas circunstancias, por muy determinadas que sean.

El segundo pilar es la psicología del color: por la misma razón que lo anterior, quien busca una imagen en un banco de imágenes piensa en qué quiere transmitir con dicha fotografía. 

Por eso, aplicar sutilmente la psicología del color dará ventaja a tu fotografía de stock: consciente o inconscientemente, las personas encontrarán en tu fotografía precisamente lo que buscan transmitir. 

Utiliza fondos variados y haz muchas fotografías

Cuanto más variedad de fondos incluyas en tu proyecto, más necesidades podrán cubrir tus fotografías. Fondos blancos, neutros, de colores, en la naturaleza, en la ciudad… ¡cuantos más, mejor!

En cada uno de esos fondos, con el mismo objetivo, es conveniente que hagas muchas fotografías.

Aprovecha el momento y empápate de material: las necesidades de los usuarios son muy variadas, ¡así que tu fotografía de stock también debe serlo!

Las historias venden

Puede parecer una frase un poco manida, pero es cierta y, además, se aplica también a la fotografía en stock: contar una historia aumentará las posibilidades de que los usuarios se descarguen tu trabajo.

Muchas veces, son los propios usuarios los que buscan contar una historia. O buscan un antes y después, un durante… En cualquier caso, las fotografías independientes no les servirían.

Sin embargo, si has conseguido contar una historia en tu proyecto, tendrá muchas posibilidades de ser el elegido: cada una de tus instantáneas serán perfectas para contar la historia que desean ilustrar

 

Ahora que ya sabes algunos trucos sobre cómo iniciarte en la fotografía de stock, ¿te atreves a ello? Si buscas algo más profesional, no te preocupes: ¡ya sabes que en Emilio Simón estamos para ayudarte!

 

Un objetivo de 50 mm es una maravillosa opción si estamos buscando un segundo objetivo para nuestra cámara. Este tipo de objetivo no solo es atractivo por su precio, sino también porque permite realizar un trabajo realmente bueno. 

Desde Emilio Simón te damos 5 motivos para usar un objetivo de 50mm. 

¿Por qué usar un objetivo de 50 mm?

Incluir un objetivo de 50 mm en tu equipo de trabajo, son todo ventajas. Un objetivo de este tipo reúne ciertas cualidades que permiten realizar imágenes impresionantes. Además, posee una excelente relación calidad-precio

Como puedes ver con estas primeras pinceladas, son muchos los motivos por los que recomendamos usar un objetivo de 50 mm aunque en este post te daremos los 5 principales. ¡Te los contamos a continuación! 

Ilumina tus fotos 

Uno de los motivos para usar un objetivo de 50 mm es que puede iluminar la escena de la fotografía que deseas hacer de una forma muy profesional, ya que gracias a su generosa apertura del diafragma, podemos evitar subir el ISO o usar una exposición a una velocidad baja que pueda estropear la imagen.

Objetivo de 50 mm para retratos 

Aunque el objetivo 50 mm permite realizar diferentes acciones con él, una de las más destacadas es que es un objetivo perfecto para realizar fotografía retrato. 

La gran apertura que ofrecen los objetivos luminosos restan profundidad de campo, por lo que logran grandes desenfoques, es decir, es posible separar de una forma nítida a los sujetos del fondo de la imagen. 

El objetivo de 50 mm ofrece un desenfoque estético por lo que las zonas desenfocadas quedan con un buen aspecto, aportándole una belleza indudable a la imagen, ya que un desenfoque mal realizado puede quedar bastante mal y estropear nuestra foto.

Es un objetivo muy versátil 

Como ya hemos mencionado anteriormente, el objetivo de 50 mm permite que hagamos diferentes tipos de fotos con él. Por ello, es un objetivo que dota de versatilidad a nuestras fotos. Por ejemplo, con este objetivo es posible realizar fotografía nocturna, fotografía de paisajes o fotografías en la calle. ¡Atrévete a probar este objetivo por ti mismo y déjate sorprender por todo lo que es capaz de fotografiar!

Un buen tamaño para transportar

Otro de los motivos por lo que utilizar un objetivo de 50 mm es una buen opción, es su tamaño. Además de ser bonitos porque son pequeños y no tienen un aspecto especialmente robusto, son perfectos para transportar a cualquier parte. Es ideal para no llevar tanto peso en nuestro equipo de fotografía sin que eso suponga una pérdida de calidad o versatilidad en la toma de fotografías. ¿No te parece algo magnífico? ¡Calidad y comodidad al mismo nivel! 

Un precio razonable

El famoso dicho de “Lo barato sale caro” no es aplicable a un objetivo de 50 mm. El precio de este tipo de objetivo para cámaras réflex es muy atractivo, ya que suele ser un precio más que razonable. Tanto su diseño como su tamaño, influyen en que su precio no sea tan elevado como otros tipos de objetivos más grandes. Es posible encontrar objetivos de 50 mm de las principales marcas de fotografía por un precio muy económico.

En definitiva, te recomendamos que te decidas finalmente por probar un objetivo de 50 mm y descubras todas sus ventajas. Como has podido ver en este post, sobran los motivos por los cuales te recomendamos probar esta auténtica maravilla. ¡Así que no esperes más y empieza a fotografiar imágenes increíbles!

Si te ha gustado este artículo sobre 5 razones para usar un objetivo de 50 mm, compartelo en tus redes sociales y déjanos un comentario en nuestro perfil de Facebook comentando  que es lo que más te ha sorprendido de este tipo de objetivo.

Esta semana, en Emilio Simón, te vamos a enseñar a iluminar bien tus fotos. Esta, que puede parecer una tarea fácil, es en realidad una de las más difíciles que existe en la disciplina de la fotografía.

Conseguir dominar la luz para crear exactamente los efectos deseados es tremendamente complicado, además de necesitar unas condiciones adecuadas que te darán tanto la luz natural como numerosos aparatos profesionales de fotografía.

¡Como ves, iluminar bien tus fotos es todo un reto! Y, al abordarlo, vamos a adentrarnos en todo un mundo fotográfico, para muchos, aún por explorar. ¡Os aseguramos que os va a encantar!

Así que, si tú también estás empezando en esto de la fotografía o la luz todavía se te resiste, atento a nuestro nuevo post.

En él aprenderás a iluminar bien tus fotos y a manejar la luz para conseguir el efecto concreto que andas buscando.

Selecciona una medición adecuada

Obviamente, lo primero que deberás hacer para iluminar bien tus fotos será preparar los ajustes de tu cámara conforme al tipo de fotografía que vas a hacer y que, en el fondo, esperas conseguir.

Uno de los ajustes que deberás concretar, y del que dependerá la buena iluminación de tus fotografías, es el tipo de medición. Esto es, de dónde recogerá el fotómetro de la cámara la información y cómo la va a procesar para esclarecer los valores de exposición.

Este valor  puede ser puntual (solo tiene en cuenta la información lumínica de un punto), central (descarta la información de los márgenes), ponderada al centro (excluye al cielo) o matricial (mide todas las zonas de la imagen).

Familiarízate con el histograma

En ocasiones, tu cámara y tus programas de edición te muestran un gráfico lleno de líneas que, a priori, no comprendes y que miden algo indeterminado de tu fotografía, si es que está activado.

Pues ese gráfico, precisamente, es un histograma. ¡Y manejarlo te ayudará muchísimo a iluminar bien tus fotos! Aunque no lo parezca, es muy fácil te utilizar y te ayudará bastante a conseguir fotografías mejor iluminadas.

Valores ISO muy bajos

Para conseguir iluminar bien tus fotos deberás mantener la ISO todo lo baja que puedas. Es cierto que los valores ISO más elevados aumentan la sensibilidad a la luz, pero también inciden en la calidad de la fotografía.

Por eso, es mejor mantener valores ISO muy bajos por defecto, cuidando así la calidad de la imagen. Y, cuando necesitemos algo más de sensibilidad, tan solo tendremos que aumentar esos valores.

Nunca olvides el balance de blancos

Si no eres nuevo en esto de manejar cámaras, ya habrás interiorizado la importancia de realizar un buen balance de blancos antes de cualquier sesión de fotos o grabación en vídeo.

Para iluminar bien tus fotos, prestar atención al balance de blancos es vital. Como sabes, nuestra cámara capta algunas luces que nosotros apreciamos como blancas con tonos cálidos o fríos (temperatura de color).

El balance de blancos corrige estas desviaciones hacia los tonos correctos. Por eso, para evitar que en nuestra fotografía aparezcan “tonos fantasma” e inesperados, ¡será mejor hacer un buen balance de blancos!

Prueba con las diferentes direcciones de la luz

Otra forma de encontrar la manera de iluminar bien tus fotos o, al menos, de conseguir el efecto deseado, es experimentar con la direccionalidad de la luz: frontal, cenital, lateral…

Cada una de las direcciones aportará a tu trabajo un resultado diferente. Así que, si tienes tiempo para hacerlo, ¡experimenta y encuentra la dirección que más se adapte al tono que buscas!

La importancia de la apertura de diafragma

Y volvemos a la importancia que la apertura del diafragma tiene para iluminar bien tus fotos. Como sabes, cuanto más abras el diafragma más luz entrará en el sensor de tu cámara, y viceversa.

Esto, además, afectará a la profundidad de campo, como ya sabes: cuanto más cierres el diafragma, mayor profundidad de campo conseguirás.

Con estos datos básicos, te toca elegir: ¿qué importa más en tu proyecto? ¿Una imagen más iluminada o con mayor profundidad de campo? ¿Tendrás que elegir entre ambas, predominando una sobre la otra, o no? Es tu elección.

 

¿Sabes ya cómo iluminar bien tus fotos o sigues necesitando ayuda? Si es así, ¡cuenta con nosotros! Estaremos encantados de llevar a cabo tu proyecto.

Uno de los momentos más bonitos que puede ocurrir en la vida es sin duda la llegada de un nuevo miembro a la familia. Recuerdos como el nacimiento de un bebé son dignos de inmortalizarlos para siempre y no sólo en nuestra memoria, sino también en nuestro álbum de fotos, para que cuando el pequeño se haga mayor, pueda conservar estas fotos como un tesoro.

Desde Emilio Simón queremos darte algunos consejos sobre fotografía infantil. ¡Comenzamos!

Consejos sobre fotografía infantil

Es muy emocionante realizar una sesión de fotografía infantil, ya que el fotógrafo podrá captar los primeros días del bebé así como sus primeros gestosDebemos partir de la base de que la sesión de fotos debe ser una experiencia bonita y sobre todo, cómoda tanto para los padres como para el bebé.  Además, no solo se hacen fotos al pequeño de la casa, sino que también se toman fotos de los familiares, con mamá y papá, hermanos o quien la familia desee incluir. 

A continuación te damos algunos consejos para este tipo de fotografía.

El objetivo es muy importante

En las fotografías de bebés son muy importantes las profundidades de campo muy reducidas para ofrecerle a las fotos ese punto dulce y tierno que necesitan. 

Por lo tanto, te recomendamos que utilices un objetivo zoom o con una focal fija para poder conseguir el efecto deseado en la foto.

Ten en cuenta el encuadre

Debes probar diferentes encuadres hasta que encuentres el definitivo. Aún así, te sugerimos que pongas en práctica algunos de estos trucos en tu sesión de fotografía infantil. ¡Toma nota!

  • Acércate al bebé: te aconsejamos que hagas alguna que otra foto de la cara del bebé de forma que ocupe todo el encuadre. No pasa nada si el pequeño está sonriendo, un poco más serio o dormido, te aseguramos que la imagen quedará preciosa. 
  • Enfoca sus ojos: en las fotografía infantil es importante centrarnos en los ojos del bebé, ya que su mirada es la auténtica protagonista de la imagen. 
  • Fijate en los detalles: no pierdas de vista ningún aspecto. Todos pueden ser elementos esenciales para la foto deseada. Por ejemplo, un gesto gracioso con las manitas, una sonrisa o cualquier otra mueca simpática. 
  • Aprovecha los ángulos: prueba ir cambiando de posición para captar al bebé desde diferentes ángulos. Puedes poner la cámara a la altura del pequeño o incluso hacer un plano cenital, o sea, desde arriba.

La luz, un factor fundamental

Todos los fotógrafos sabemos que uno de los aspectos más importantes en la fotografía es la luz. En el caso de la fotografía infantil no iba a ser menos. La iluminación es fundamental para fotografiar correctamente al bebé. La luz natural es un gran aliado para este tipo de fotografías. Por ello, es importante que tratemos de usar una luz natural que agregue ese aspecto suave y tierno que deseamos obtener en la foto. 

Por otro lado, es crucial que no utilices flash. El flash directo puede molestar o asustar al pequeño, y no es eso lo que queremos. Por lo que es mejor no usarlo. Una opción muy válida y que puede sustituir el flash, es usar focos de luz continua. Esto te ayudará a conseguir la luz que necesitas para realizar las fotos.

Poses naturales

Es importante que el bebé se sienta cómodo y relajado en todo momento, por lo cual no te recomendamos que trates de hacer que el pequeño ponga poses imposibles. En internet hay muchas imágenes de bebés con unas poses muy complicadas y que pueden llegar a ser incómodas para el pequeño por lo que te sugerimos que optes por captar posturas naturales. 

Cuida el atrezzo

Utilizar atrezzo en fotografía infantil añade un toque muy dulce a las fotos. Aunque es aconsejable que no sea un atrezzo muy elaborado, es decir, trata de evitar globos, juguetes grandes u cualquier otro objeto similar. 

Recuerda que el atrezzo debe complementar al bebé y hacerle destacar más a este, ya que es el verdadero protagonista, por lo que es fundamental que le des la importancia justa al atrezzo

Es mejor que tratemos de buscar un atrezzo mucho menos cargado y más simple. Una mantita, un cojín, un gorro u cualquier otro accesorio del bebé, puede quedar fenomenal en las fotos. 

 

En definitiva, realizar una sesión de fotografía infantil no es una tarea fácil, pero si te podemos asegurar que es una experiencia preciosa.

¡Cuéntanos en nuestro facebook si te ha gustado este post sobre fotografía infantil!

¿Obturador electrónico u obturador mecánico? ¡He ahí la cuestión! Si estás empezando en el mundo de la fotografía y todavía te surgen dilemas como estos, ¡el blog de Emilio Simón es tu sitio!

Hay quien prefiere optar por el obturador electrónico, y quien defiende el obturador mecánico. Pero, ¿en qué se diferencian? ¿Cuál es el mejor? ¿Cuál debo elegir? ¡En este post resolveremos todas esas dudas!

Eso sí, antes de conocer cuáles son las diferencias entre ambos, te hacemos una importante recomendación: intenta controlar los dos para sacarle el máximo partido a cada uno. ¡No te arrepentirás!

Tanto el obturador electrónico como el obturador mecánico sirven para fotografías y condiciones ambientales muy concretas. Por ello, es interesante manejar ambos y usar en cada momento el que sea idóneo.

De todas formas, si todavía necesitas tiempo para controlar bien los dos, ¡siempre puedes ir poco a poco! Vamos a contarte en este post para qué sirve cada uno, y tú decidirás en base a tu trabajo cuál te conviene controlar primero.

¿Qué es un obturador?

Tal vez hayamos ido demasiado rápido, y ni siquiera tienes claro qué es y para qué sirve un obturador. ¡Así que mejor empezar por el principio!

Como ya hemos mencionado en otras entradas, el obturador es un mecanismo que nos permite controlar durante cuánto tiempo entrará luz en el sensor de nuestra cámara a la hora de hacer una fotografía.

En otras palabras: el obturador permite al fotógrafo decidir el tiempo de exposición de una fotografía. Dependiendo del tiempo de exposición, se conseguirán resultados muy diferentes, como captar el movimiento o congelarlo, por ejemplo.

Obturador mecánico

El obturador mecánico es el “clásico”, el primer mecanismo de obturación que tuvieron las cámaras, y que aún pervive.

Está formado por un conjunto de láminas que se mueven arriba y abajo por el sensor y, en función del tiempo de exposición, dejan aberturas más o menos grandes. Es un mecanismo casi arcaico, pero que no ha conseguido ser desplazado por la electrónica.

¿Por qué? Pues porque siguen siendo más precisos que los obturadores electrónicos. Los obturadores mecánicos alcanzan altas velocidades de obturación (¡hasta 1/8000!), pero son muy caros de fabricar.

En realidad, el obturador mecánico casi no tiene defectos. Es cierto que, mientras está en funcionamiento, puede hacer vibrar levemente la cámara. Esto podría notarse en la fotografía, pero no es lo común.

Son perfectos cuando queremos fotografiar a altas velocidades de obturación o cuando estamos trabajando con luz artificial. Y ahora comprenderás por qué.

Obturador electrónico

El obturador electrónico no es más que una tecnología que permite que una cámara cuyo sensor está recibiendo luz constantemente pueda registrar esta información sin la mediación de otros componentes.

Es decir: en el momento en el que el fotógrafo dispara, el sensor de la cámara comienza una lectura de la luz durante el tiempo de exposición establecido. Existen, hasta la fecha, dos tipos de obturadores electrónicos: global y no global.

Los obturadores electrónicos tienen grandes ventajas: por ejemplo, permiten altas velocidades de obturación, llegando algunos modelos a alcanzar el 1/32000. Esto les permite obtener gran cantidad de fotografías por segundo.

Además, el disparo de un obturador electrónico, al contrario que el de un obturador mecánico, es completamente silencioso. No obstante, y como comentábamos antes, con la luz artificial y las altas velocidades aparecen los problemas.

Principalmente, nos encontramos con dos problemas. El primero de ellos es que, al disparar en escenas con luz artificial, aparecen unas bandas en la fotografía, que delatan la frecuencia de las bombillas con las que iluminas la estancia.

El segundo problema es conocido como rolling shutter: al fotografiar con obturador electrónico a grandes tiempos de obturación, si el objeto a fotografiar está en rápido movimiento, es casi seguro que aparecerá distorsionado o deformado. ¡Y no siempre querrás ese efecto!

 

Y tú, ¿te ves capaz de manejar ambos? ¿Cuál de los dos prefieres actualmente? Si te hemos asustado y prefieres confiar en un profesional, ¡siempre puedes acudir a Emilio Simón!

La fotografía es un arte. Y, aunque el grueso del trabajo recae en el fotógrafo y lo que capta a priori con su cámara, ¡la tecnología también ha cambiado esta disciplina! Y existen apps imprescindibles para un fotógrafo.

Si no lo sabías, o no las conoces, ¡atentos a este nuevo post de Emilio Simón! Porque vamos a enseñaros a introducir mejoras tecnológicas en vuestro trabajo fotográfico empezando por las más sencillas.

¿Y por qué las aplicaciones son las más sencillas? Porque suelen tener funciones limitadas, son muy fáciles de usar y perfectas para pulir en muy poco tiempo un gran trabajo.

Y, aunque te pueda parecer poco, lo cierto es que estas apps sí son imprescindibles. Y, cuando las pruebes, ¡no podrás vivir sin ellas! Un fotógrafo siempre tiene mil recursos, y cuantos más pueda llevar encima, mejor.

¿Preparado para conocer las apps imprescindibles para un fotógrafo? ¡Prepara la memoria de tu móvil, porque tus descargas van a echar humo!

Photographers Ephemeris

El nombre de esta aplicación podría traducirse literalmente como “la efeméride de los fotógrafos” y es especialmente útil para aquellos que se dedican a fotografiar la naturaleza o paisajes urbanos.

No obstante, sus funciones son perfectas para cualquier trabajo de exterior. ¿Y cuáles son estas funciones? Pues, sobre todo, aportar información relevante e interesante que condicionará las fotografías de exteriores.

Por ejemplo, esta aplicación te indica las horas de salida y puesta del sol y de la luna, además de su recorrido; la posición de las estrellas; previsiones de color tanto del amanecer como del atardecer…

A toda esta información, Photographers Ephemeris añade mapas topográficos, te permite guardar localizaciones y un montón de funcionalidades más. Si hablamos de fotografía de exterior, ¿es o no es una app imprescindible para un fotógrafo?

PhotoPills

Siguiendo con la fotografía de exteriores y centrándonos mucho más en fotografiar atardeceres, PhotoPills es una de las apps imprescindibles para un fotógrafo que querrás tener seas o no profesional.

Todos hemos querido fotografiar un atardecer mágico, ¡pero es tan difícil! Pues PhotoPills nos lo pone fácil: además de aportarnos datos como horarios de salida y puesta de sol, nos sugiere localidades y horarios perfectos para fotografiar atardeceres.

Además, esta aplicación calcula las fases solares y lunares, el alba y el atardecer, las largas exposiciones, el cálculo DOF…

En resumen: para fotógrafos de exterior cuyo trabajo depende mucho de este tipo de factores (ya sea por la temática de sus proyectos o por la luz), esta es una de las apps más imprescindibles y completas.

Snaspeed

Si hablamos de apps imprescindibles para un fotógrafo en cuanto a edición se refiere, ¡ya estás tardando en conocer, descargar y utilizar snaspeed! Tu móvil se convertirá en un pequeño y portátil cuarto oscuro digital.

Esta aplicación ofrece un sinfín de posibilidades de edición. Si lo tuyo es la fotografía móvil, ¡esta herramienta es de uso obligatorio! Pero, ¿qué ofrece exactamente esta aplicación que la hace tan especial?

Además de las características básicas de cualquier aplicación de edición de fotografía, Snaspeed te permite, por ejemplo, eliminar elementos de una fotografía fácilmente con su función “quitar manchas”.

Las funciones “panel” y “modificación selectiva”, por su parte, te permiten modificar los parámetros de la fotografía solo en determinados puntos de la misma. ¡Un sueño hecho realidad!

Adobe Photoshop Express

Esta aplicación no puede faltar si hablamos de herramientas móviles de edición. ¡Es la Biblia para cualquier fotógrafo en el ordenador, y también puede serlo en tu móvil!

Desarrollada por la propia empresa Adobe, esta aplicación te sacará de más de un apuro, gracias a que es, en base, una versión simple –básica- del programa de edición Adobe Photoshop.

Soft Box Pro

¿Tienes iPad? ¿Necesitas mucha más cantidad de luz pero no has podido llevar contigo tu softbox o algún foco? ¡No pasa absolutamente nada! Soft Box Pro está para solucionarte este tipo de imprevistos.

Esta aplicación, cuyo concepto es increíblemente sencillo, puede salvarte de más de un apuro. Lo que hace es, básicamente, convertir tu iPad en un Softbox portátil.

 

Y tú, ¿tienes ya todas estas aplicaciones? ¿Las conocías? Si prefieres confiar en un profesional, ¡contacta con Emilio Simón y consigue proyectos impactantes y llenos de fuerza!

Todos los fotógrafos sabemos que uno de los aspectos más importantes en la fotografía es la luz. Cuando se trata de la luz solar, esta cambia durante todo el día. Uno de los momentos del día más fascinantes para hacer fotos es sin duda, la hora dorada. Este momento se da después de la salida del sol y antes de la puesta del mismo. Durante dichas horas la luz tiene tonos anaranjados, amarillos, rojizos y dorados. Es una oportunidad perfecta para poder capturar ese momento en el que el sol colorea el horizonte de una forma tan especial.

Por ello, en este post queremos contarte como hacer fotos en la hora dorada y aprovechar al máximo esos momentos. ¡Sigue leyendo y no te pierdas nada!

Como hacer fotos en la hora dorada

Durante la hora dorada puedes conseguir que tus fotos sean una auténtica obra de arte. El sol es nuestro mayor aliado durante dicha hora. Por ello, es importante saber cómo y cuándo disparar con la cámara para que el resultado sea magnífico

A continuación te damos algunos consejos. ¡Esperamos que te gusten!

Retratos

La hora dorada también es una muy buena oportunidad para tomar fotografías de retrato. Para que salgan unas fotos bonitas y perfectas, te recomendamos que pongas al sujeto delante del sol, de forma que este sea capaz de taparlo. De esta manera, resaltará el contorno del sujeto y quedará un efecto impresionante.

Amanecer

Capturar paisajes iluminados gracias a los primeros rayos de sol que nos ofrece el amanecer, es impresionante.

Realmente vale la pena madrugar para captar los maravillosos matices que nos ofrece el amanecer. Durante la mañana, podrás fotografiar un cielo con colores muy cálidos. Te aconsejamos que hagas imágenes en el mar, en la montaña o si deseas hacer fotos en la ciudad, puedes buscar un punto alto desde donde realizar las fotos. Estos son solo unos ejemplos, pero hay muchos más lugares donde puedes hacer fotos a primera hora de la mañana.

Atardecer

Fotografiar atardeceres es una de las experiencias fotográficas más bonitas.

Aunque el sol se esconda, sigue habiendo luz, y es posible seguir haciendo fotos espectaculares. Durante el atardecer puedes captar un cielo lleno de franjas de diferentes colores producidas por el sol. Te aconsejamos que acudas con antelación y dejes que el atardecer vaya sucediendo mientras haces fotos. Si deseas un encuadre perfecto, te recomendamos que utilices un trípode. Además, como los atardeceres cuentan con luz suficiente, con la ayuda del trípode, podrás usar largas exposiciones.

¡No pierdas la oportunidad de fotografiar este fenómeno con tu cámara!

Sombras alargadas

Al ser la luz mucho más cálida en la hora dorada, las sombras son menos oscuras y más alargadas. Por ello, te aconsejamos que hagas fotos y aproveches este contraste, ya que dichas sombras añadirán profundidad y dimensión a tus fotos. De esta manera lograrás efectos de lo más creativos para tus fotos.

 

En definitiva, la hora dorada es mágica y si deseas hacer fotos preciosas, te aconsejamos que la aproveches y pongas en práctica estos consejos si te han gustado. 

Ahora te toca a ti. ¿Tienes algún consejo para fotografiar fotos increíbles durante la hora dorada? si es así, nos gustaría mucho que nos lo cuentes en los comentarios del post.

Fotógrafo en Sevilla

En Emilio Simón hacemos que las imágenes cuenten historias y transmitan sensaciones únicas. 

Por ello, si estás buscando un fotógrafo en Sevilla, te invitamos a que veas nuestro portfolio y a que contactes con nosotros sin compromiso. Puedes hacerlo a través de nuestra página web, llamando al número 654 544 502 o enviando un correo electrónico a info@emiliosimon.com.

Realizar fotografías nocturnas es algo verdaderamente fascinante. La noche te invita a capturar imágenes diferentes, llenas de misterio, pero sobre todo, de belleza. Este tipo de fotografía se ha visto reflejada en el trabajo de famosos fotógrafos nocturnos como Brassai, Bill Schwab o David Baldwin. Desde Emilio Simón te contamos todo lo que necesitas saber sobre la fotografía nocturna. 

Razones para fotografiar por la noche

Si haces fotos por la noche, puedes llegar a obtener unos resultados muy buenos y diferentes a lo que normalmente estas acostumbrado a hacer. Por ello, en este apartado te damos tres razones para fotografiar por la noche. 

Luz estable

Alguna vez a todo fotógrafo le ha pasado que no se ha encontrado con las condiciones lumínicas adecuadas para realizar fotos. Pues este problema no suele ocurrir si deseas hacer fotos a monumentos o edificios cuando el sol ya no está. Esto se debe a que las luces son más estables a lo largo de toda la noche. 

La iluminación artificial puede ser un gran aliado para hacer fotos nocturnas. Durante el día vemos muchos elementos en la ciudad a los cuales apenas les damos importancia, pero por la noche si dichos elementos están bien iluminados, pueden ofrecernos fotos espectaculares. De hecho, aunque no lo creas, la luz de una farola o un escaparate permiten crear la magia de la fotografía nocturna. 

Efectos fascinantes

Por la noche se pueden fotografiar efectos increíbles como por ejemplo el desenfoque del movimiento. Esto significa captar el rastro dejado por los objetos en movimiento como por ejemplo un coche o una noria de feria en movimiento en una fotografía o en una secuencia de imágenes. 

Dichos efectos se logran gracias a las propias luces de dichos elementos que están encendidos por la noche, pero sobre todo, a la práctica de este tipo de fotografía

Fotos de la noche

Es indudable que si deseamos captar la belleza de las estrellas o la intensidad de unos fuegos artificiales, solo podemos hacerlo de noche. Pero no solo estas imágenes deben hacerse por la noche, también hay otras como por ejemplo captar la esencia de una calle vacía que siempre está llena de gente, ya que por la noche apenas hay tránsito de personas o ciertos animales que solo salen cuando la luz del sol no está presente.

Requisitos de un objetivo para fotografía nocturna

El tipo de objetivo es uno de los elementos más importantes de la fotografía nocturna. Para realizar este tipo de fotografías profesionales por la noche, se necesitan otras características diferentes a las que utilizamos para realizar fotografía diurna. 

A continuación os contamos las que consideramos más importantes:

Luminosidad

Un objetivo que aporte luminosidad a la imagen permite como es lógico una mayor entrada de luz al sensor y es capaz de fotografiar todo aquello que deseamos incluso aquellas zonas más complejas. Es decir, si realizamos imágenes nocturnas con este objetivo, podremos captar muchos detalles. 

No obstante, este tipo de objetivos suelen tener un precio elevado. Por lo que te recomendamos que si tienes una cámara que trabaje bien a ISOs altos, subas este y utilices un objetivo no tan luminoso.

Gran angular

Cuando realizamos fotografías nocturnas es muy recomendable poseer un objetivo gran angular, ya que permite ampliar de forma considerable el encuadre. Por ejemplo, si deseas fotografiar el cielo por la noche, con un objetivo gran angular puedes abarcar más parte de él para mostrar un mayor número de estrellas.

Esto se debe a que este tipo de objetivo es capaz de separar muy bien los diferentes planos del encuadrante, es decir, de aumentar la profundidad de la foto.

Con un objetivo de gran angular la profundidad de campo será mayor, de esta forma conseguiremos que aumente la zona que va a quedar enfocada en la imagen que hemos captado.

En definitiva, la fotografía nocturna es un mundo apasionante y os invitamos a todos a que probéis esta disciplina. ¡Estamos seguros de que os va a encantar!

¡Cuéntanos en comentarios que te ha parecido nuestro post sobre fotografía nocturna en nuestro perfil de facebook!