En Emilio Simón os hemos dado ya un sinfín de consejos para que os introduzcáis en el mundo de la fotografía. ¡Pero nunca hemos empezado por el principio! Existen muchos términos básicos de fotografía que debes conocer para iniciarte en este bello mundo.

Para iniciarte en la fotografía leerás infinidad de artículos, posts, entrevistas y manuales que te enseñarán cómo usar tu cámara como un profesional. ¡Pero te encontrarás con conceptos desconocidos para ti!

Si eres principiante en el mundo de la fotografía, ¡para eso estamos nosotros! Porque te hemos preparado en este nuevo post una lista con los términos básicos de fotografía que debes conocer para comprender todas tus lecturas y triunfar en tus sesiones fotográficas.

Exposición

Más de una vez habrás topado con este término básico en fotografía. Si, como decimos, acabas de empezar, seguro que entiendes por “exposición” algo muy diferente a lo que nos referimos en el mundo de la fotografía.

En este campo, la exposición no es otra cosa que la cantidad de luz que recibe el sensor de tu cámara para poder formar la fotografía. Es decir, es la cantidad de luz que entra en tu cámara cuando vas a tomar una instantánea.

Esta cantidad de luz es una combinación entre el tiempo de exposición y el nivel de iluminación que recibes durante ese tiempo. El tiempo de exposición se controla a través de la velocidad de obturación, mientras que la iluminación se hace a través de la apertura del objetivo.

Velocidad de obturación

Si hemos ido demasiado rápido no te preocupes, iremos por partes. Ahora que sabes qué es la exposición y que esta depende en parte del tiempo, ¿qué es la velocidad de obturación?

Muy fácil: como habrás imaginado, la velocidad de obturación es el período de tiempo en que la cámara deja pasar la luz hacia el sensor. En otras palabras: es el período de tiempo en que la luz está entrando en la cámara.

Por ejemplo: puedes hacer que la luz entre en tu sensor durante 30 segundos o durante 30 minutos. ¡Tú eliges! Y, dependiendo de tu elección –sea alta o baja la velocidad de obturación-, ¡puedes conseguir resultados impresionantes!

Apertura del objetivo

La apertura o apertura del objetivo nos sirve para controlar la iluminación de una escena. Como ya sabes, la velocidad de obturación es el tiempo que la cámara deja pasar la luz. Y la apertura la complementa controlando la cantidad de luz que entra durante ese tiempo.

Como ves, todos los términos básicos de fotografía están relacionados. Con la apertura del objetivo podrás decidir cuánta luz incide en tu instantánea. Si llegas a controlarla, puedes capturar escenas verdaderamente mágicas valiéndote solo de un buen manejo de la apertura.

Sensibilidad ISO

¡Vaya palabra! Pero seguro que también te la has encontrado en tus tareas de documentación sobre fotografía. El ISO está muy relacionado con todos los términos básicos de fotografía que ya te hemos contado.

¿De qué manera? Tu ISO será el encargado de controlar la sensibilidad del sensor de imagen de tu cámara. Es decir, del sensor que se encarga de dejar pasar la luz. Así, tendrás que regularlo teniendo en cuenta los valores anteriores para conseguir la instantánea idónea.

Profundidad de campo

Por último, y aunque no esté estrechamente relacionado con los términos básicos de fotografía anteriores, es muy importante conocer la profundidad de campo. Seguro que este también te suena, ¿verdad?

La profundidad de campo es el rango o sector de tu fotografía que aparecerá de forma más nítida y detallada. Depende, en general, de la apertura del objetivo, de la distancia a la que estemos del objeto a fotografiar, y de la distancia focal.

La profundidad de campo variará si queremos fotografiar un paisaje, a un grupo de personas, si queremos realizar una foto detalle…

 

Ahora sí, ¡estás preparado para coger tu cámara! Por fin la comprendes y manejas los conceptos suficientes para crear composiciones profesionales. Pero, si lo que buscas son fotografías profesionales, ¡entonces no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Seguro que la habéis visto. Esta foto de Trump, tomada por Tom Brenner y publicada en Reuters, ha dado la vuelta al mundo desde que se tomó hace a penas dos semanas. Pero, ¿qué es lo que está llamando la atención de ella?

En Emilio Simón nos encanta analizar la viralidad de los trabajos fotográficos más importantes del momento. ¡Llamadnos frikis! Pero, cuando una foto se viraliza, siempre esconde un poco más de lo que deja ver.

En el caso de esta foto del presidente, sus entresijos no son especialmente complejos. ¡Pero seguro que no te has parado a pensar qué tiene de especial! No te preocupes, que en este nuevo post te contamos todo lo que hemos podido averiguar y deducir de ella.

El momento en que se toma

Sí, el momento es muy importante y un pilar fundamental para comprender la fama de esta instantánea. ¡Y es que fue tomada en plena campaña estadounidense! Por si vives un poco apartado, te contamos: estos días se está llevando a cabo la campaña por las elecciones presidenciales estadounidenses.

Este evento –o época, llámalo como quieras- tiene importancia a nivel mundial. Como gran potencia, en mayor o menor medida a todos nos afecta quién toma las decisiones en la Casa Blanca.

Si a todo esto le sumamos la constante polémica que envuelve al actual mandatario estadounidense, la viralidad está asegurada. Porque cada aparición pública de Trump es noticia, pero si se ilustra con fotografías tan llamativas, ¡estará en todas partes!

La magia de la fotografía

Jacksonville, Florida. 24 de septiembre de 2020. Se toma y se publica una foto de Donald Trump especial, asombrosa a simple vista… ¡y sin trucos! Y esta es, precisamente, la segunda razón de su viralidad.

Cuando una fotografía no editada sorprende al público, es muy probable que se haga viral. Porque es muy fácil crear cosas sorprendentes con Photoshop, pero capturar la inverosimilitud solo con tu objetivo precisa mucho más trabajo.

Esta foto de Trump, en concreto, está tomada con un encuadre clásico y no ha sido editada de ninguna forma. ¡Ni siquiera con filtros! Lo que veis es lo que hay: una instantánea tomada en el instante adecuado.

Todos los elementos de la fotografía parecen haberse puesto de acuerdo para conseguir transmitir una sensación concreta. Pero la realidad es que es el resultado del trabajo de un profesional de la fotografía que estuvo horas esperando que cada detalle tuviera sentido en relación con el de al lado para conseguir la imagen perfecta.

Diferentes interpretaciones

Otro detalle curioso de esta fotografía es que no todos ven lo mismo en esta foto de Trump. O, al menos, no todos la interpretan de la misma manera. Al contrario que otras instantáneas de composición mucho más objetiva, la agresividad de esta imagen abre la puerta a la subjetividad.

Hay quien ve a Donald Trump como un dragón que, en lugar de escupir fuego, escupe la bandera estadounidense. Esta interpretación –la más extendida- agrava la imagen demonizada del presidente, y probablemente ha ayudado a viralizar la imagen.

Hay quien busca significados más profundos. Trump no es un dragón, sino un alto cargo que “escupe” al pueblo los valores más tradicionales, liberales y ultraderechistas de EE.UU. Y el pueblo debe acatarlos.

Lo cierto es que son muchas las interpretaciones que podemos dar a una imagen aparentemente normal pero increíblemente llamativa. Y eso es también parte de la magia de la fotografía.

La persona detrás de esta foto de Trump

El fotógrafo responsable de esta maravilla fotográfica es Tom Brenner. Brenner es un fotoperiodista freelance que suele colaborar con Reuters, la agencia que publicó esta fotografía del presidente estadounidense.

Tiene su base en Washington pero, al cubrir sobre todo temáticas políticas, viaja por todo el país. De hecho, actualmente se encuentra cubriendo la campaña electoral estadounidense. ¡Y gracias a ello tenemos esta maravillosa instantánea!

 

¿Qué te ha parecido nuestro post? ¿Nos hemos dejado algo? ¿Te habías parado a pensar el el significado de esta imagen? Si te gustan las curiosidades y los consejos sobre fotografía, ¡no te alejes mucho de nuestro blog!

El proceso por el que pasa una mujer cuando se queda embarazada, es una experiencia que, seguramente, quiera recordar para toda su vida.

Cambios en su cuerpo que anuncian la llegada de un miembro nuevo de la familia.

Y, ¿Qué mejor forma de recordar uno de los momentos más preciados que con una sesión de fotos de maternidad?

Seguro que se te ha pasado por la cabeza captar ese momento en un álbum de fotografías, para recordar la experiencia para siempre, pero, ¿Cuál es la mejor forma de hacer fotos de maternidad?

Pon atención a lo que te contamos y ponte en manos profesionales, como las de Emilio Simón para inmortalizar un instante de tu vida tan preciado.

¿Cómo hacer fotos de maternidad?

Lo ideal es que tanto la mujer embarazada como el profesional, mantengan cierto nivel de confianza para que la sesión fluya perfectamente. El fotógrafo, deberá de hacer todo lo posible para que la futura mamá se sienta todo lo cómoda posible y se dé como resultado unas fotografías totalmente naturales, dignas para el recuerdo.

Antes de comenzar es interesante tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Hablar de la sesión con la embarazada. Aunque parezca obvio, podemos encontrar mujeres con cierto pudor o timidez que necesitan romper el hielo. Muy ligado al punto anterior, comprueba que todo esté a su gusto hasta el momento de encontrar un equilibrio de confianza.
  • Lluvia de ideas. Para que todo vaya sobre ruedas, es recomendable que se lancen diferentes ideas sobre la intención de conseguir fotos de maternidad originales, teniendo en cuenta en todo momento la opinión del cliente.
  • Ver referencias. Si tienes tus propias ideas sobre cómo llevar a cabo la sesión de fotos de maternidad, adelante, pero un buen consejo es el de tener en cuenta otros trabajos, al fin y al cabo, la creatividad se alimenta de observar contenido, cuanto más contenido tengas a tu alcance, mejor fluirá tu creatividad.
  • Organizar la sesión. Es muy importante tenerlo todo preparado para el día de la sesión, ya que, en este caso como en cualquier otro, no es profesional hacer esperar al cliente o no tenerlo todo organizado.

El día de las fotos de maternidad

Cuando llega el día de las fotos de maternidad y está todo organizado para comenzar con la sesión, solo quedará hacerlo de la manera más profesional y relajada posible.

Una sesión de fotos de maternidad, no dispersa demasiado de cualquier otra sesión de fotografía, así que hay que tener en cuenta la opinión del cliente, de manera que cada cierto tiempo no está de más enseñarle las fotografías realizadas hasta el momento para que pueda ver el proceso.

También, es conveniente aconsejarle sobre las poses y en la manera de cómo debe colocarse, dejando cierta holgura a la improvisación, pero sin dejarla en toda su plenitud, tiene que haber una opinión profesional de por medio.

El uso de fondos claros y uniformes con luces suaves e indirectas, es la mejor opción para las fotos de maternidad, dando una sensación de calidez donde se toma como protagonista a la futura mamá y su tripita.

Utilizar una luz natural es lo más idóneo, pero en caso de no disponer de ella, la mejor opción será la de utilizar el flash rebotándolo para que las sombras sean más suaves.

Lo más aconsejable, es usar objetivos de 75-80mm, ya que son estupendos para realizar retratos y no presentan mucha aberración.

Tienes que tener en cuenta, que las fotos de maternidad son un recuerdo para toda la vida, y, probablemente, quieras que éstas sean de la mejor calidad.

Contacta con Emilio Simón para tu sesión de fotos de maternidad en Sevilla, una instantánea para el recuerdo.

¿Cuáles son los aspectos que más nos hacen dudar a la hora de encuadrar una fotografía? Más expertos o menos profesional, seguro que en algún momento de tu carrera como fotógrafo se te ha pasado alguna duda por su cabeza sobre composición fotográfica.

En este post vamos a intentar resolverte todas las cuestiones posibles acerca del tema, porque de alguna manera y otra, siempre acabamos aprendiendo algo más del tema en Emilio Simón, ¿verdad?

Quédate a leer el texto completo y esperamos que puedas encontrar tu solución dentro de él.

10 preguntas sobre composición fotográfica

¿Qué es lo más importante en una composición fotográfica?

Por encima de todas las preguntas, podemos afirmar que esta es la que primero deberíamos de hacernos a la hora de diseñar un esquema mental sobre qué fotografiar. Lo más importante de la composición fotográfica es definir un centro de interés, sin duda.

Y bueno, ¿qué es el centro de interés? Denominamos centro de interés al protagonista de la escena, es decir, aquello que nos ha llamado tanto la atención que necesitamos inmortalizarlo y tomar una fotografía. Por supuesto, un centro de interés puede ser una persona, un paisaje y otra cosa digna para ser captada.

De tal manera que la composición y el centro de interés van de la mano, no pueden funcionar el uno sin la otra, ya que a través de la composición dirigiremos la mirada hacia nuestro protagonista.

¿Dónde se debería colocar el protagonista?

Dicho de otra manera, el encuadre es como un papel en blanco, y es por esto por lo que es importante saber dónde colocar al protagonista de la foto.

Intenta mantener unos puntos fuertes claves, donde al colocar el centro de interés en uno de esos puntos, nuestra mirada se sienta directamente atraída por él.

¿Cortar cabezas?

Hablando sobre composición fotográfica, cuando decimos cortar cabezas, nos referimos a conseguir un primerísimo primer plano.

Esto qué significa, pues simplemente que vamos en busca de conseguir un tipo de plano donde puedes cortar por la parte de la frente e incluso por la zona de la barbilla del protagonista, para que solo se refleje literalmente su rostro.

Y recuerda como regla general y fundamental que si fotografiamos a personas, que nunca nunca debemos cortar por ninguna articulación del cuerpo: rodillas, codos, cuello…

¿Qué elementos debo incluir en el encuadre?

Se puede considerar esta parte la más complicada de todo el proceso de composición fotográfica. Decidir qué elementos formarán parte de ella y trabajarlos.

Tienes que tener en cuenta que deben formar parte de tu escenario solo y exclusivamente aquellos que aporten información relevante a tu imagen, es decir, todo lo que no tenga nada que ver, sobra. Así, que debes prestar mucha atención a los detalles que rodean al centro de interés de tu instantánea.

¿Cómo desenfocar el fondo de una imagen?

Y por supuesto, esta es la pregunta por excelencia sobre composición fotográfica que todos nos hacemos en nuestros comienzos. Aprender a utilizar el desenfoque de fondo es de aquellos aprendizajes en fotografía que cien por cien marcan un antes y un después en tus capturas.

Y si no lo sabes aún, el desenfoque se controla a través de la apertura de diafragma. Ésta herramienta regula no solo la cantidad de luz que dejamos pasar a través del objetivo, sino también lo que conocemos como profundidad de campo o zona enfocada en la imagen.

 

Desde el equipo profesional de Emilio Simón, esperamos que estos consejos básicos sobre composición fotográfica te hayan servido de ayuda. Estés en tus comienzos o no, siempre es de agradecer refrescar los conceptos en esta materia.

Puedes entrar en la web www.emiliosimon.com y echar un vistazo al contenido fotográfico dentro de ella, portfolio y demás trabajos realizados anteriormente.

La fotografía en el cine es la gran olvidada. Es, a la vez, protagonista y secundaria. No todos saben que está ahí y, quienes lo saben, no comprenden muy bien el importante papel que juega.

En Emilio Simón somos amantes del arte de la fotografía y de todo lo que esta puede entrañar. Y, en cada post, tratamos de explicar por qué y de hacer que tú también te enamores de ella.

Hoy venimos a explicaros cuál es el papel de la fotografía en el cine. ¡Si hasta hay un premio Óscar para ella! Desmontemos el mito de la fotografía como hobby. El cine no existiría sin fotografía, y ahora comprenderéis por qué.

La fotografía en el cine

Como ya sabréis, cualquier grabación consiste en una serie de imágenes en movimiento. Es decir, unas imágenes tras otras que aportan la sensación de movimiento. Entonces, ya podréis haceros una idea de qué es la fotografía en el cine y el por qué de su importancia.

La fotografía en el cine es clave para decidir el escenario, el encuadre, la distancia, la colocación de personajes y elementos, su movimiento en escena… Cada plano está estudiado en base a la fotografía.

Además de esto, se ocupa de otros aspectos más técnicos como el tratamiento del color, la luz o, incluso, en elegir la sensación que se quiere transmitir en determinado plano o escena.

En resumen: el cine se basa en presentar 24 fotogramas por segundo. Cada fotograma es, ni más ni menos, una fotografía. Por tanto, y lejos de lo que pueda parecer a simple vista, una película no es un vídeo, sino una sucesión de fotografías.

La figura del director de fotografía

Ha quedado claro que la fotografía en el cine es la base de cualquier película. No es de extrañar, entonces, que deba existir una figura que dirija todas las tareas relacionadas con la fotografía y que se responsabilice de ellas: el director de fotografía.

El director de fotografía es el máximo responsable de dibujar en las imágenes los deseos del director, de conseguir la estética deseada para una película. Esta figura deberá estar presente desde la preproducción de la película hasta su postproducción.

En cada paso deberá perfeccionar la imagen y la estética del filme, que debe mantenerse a lo largo de toda la película.

Además de coordinar escenarios, imagen e iluminación, deberá trabajar estrechamente con el equipo de atrezzo y vestuario para que todos los elementos que, finalmente, aparezcan en cada fotograma sean acordes con la estética deseada. ¡Casi nada!

Otra de las grandes responsabilidades del director de fotografía es cuidar, de principio a fin, la paleta de colores. ¿Te suena el término? Si te interesa el cine, seguro que en algún momento has visto publicaciones que comparan películas con su paleta de color.

Si es así, seguro que te has sorprendido al comprobar que, efectivamente, esta o aquella película se había basado únicamente en una paleta de colores concreta y, en ocasiones, hasta reducida. Pues bien, respetar esta paleta de colores es también responsabilidad del director de fotografía.

Películas para comprender la fotografía en el cine

Cualquier película puede servirte para comprender la fotografía en el cine si estás atento y tienes buen ojo. Pero, para empezar, tal vez puedas entenderlo mejor con los clásicos Ciudadano Kane, El Resplandor, Reservoir Dogs o, incluso, Star Wars Episodio IV.

Si ya estás experimentado en el arte de la fotografía en el cine y te ha llamado más la atención el detalle de la paleta de color, en Emilio Simón te recomendamos disfrutar de su magia en Amélie, Her, El Gran Hotel Budapest o cualquier película de Paolo Sorrentino.

 

¡Esperamos que te haya gustado este nuevo post! Tanto si eres fan de la fotografía como del cine, todo lo que te hemos contado es, cuanto menos, curioso. Y, desde luego, imprescindible para comprender ambos mundos.

La fotografía es un arte. En ella siempre hay talento, sentimiento, magia y mucha dedicación. Por eso, no es de extrañar existan muchísimas curiosidades sobre fotografía: algunas locas, otras entrañables, pero todas ellas dignas de mención.

En Emilio Simón somos muy curiosos, y nos gusta conocer todo a fondo: desde detalles técnicos, prácticos y profesionales, hasta los detalles y los datos más curiosos y anecdóticos.

Si eres de los nuestros, si te pasas horas leyendo la información más irrelevante sobre todo aquello que te interesa, ¡este post es para ti!

Os hemos preparado una selección de las 5 curiosidades sobre fotografía que, en Emilio Simón, nos hicieron amar aún más esta disciplina. ¿Te animas a conocerlas?

Pencil of Nature: el primer libro que incluyó fotografías

¡Fue todo un adelanto! Pencil of Nature (El lápiz de la Naturaleza) fue el primer libro ilustrado con fotografías de la Historia, y se publicó en seis entregas entre 1844 y 1846. Las fotografías del libro estaban pegadas a mano, lo que, tristemente, desembocó en su deterioro con el paso del tiempo.

William Henry Fox Talbot, su autor, ya anunció su obra como “el inicio de un nuevo arte”, y se convirtió en un verdadero visionario cuando, en el libro, ilustró algunas posibles aplicaciones que la fotografía podría tener en la ciencia o en la tecnología.

¿Cuál es la fotografía más vista del mundo?

Pues, te vas a reír, pero la fotografía más vista del mundo es el mítico fondo de Windows. Seguro que habrás escuchado muchas veces que la fotografía es falsa o que está editada, pero no es cierto. Es una fotografía real llamada “Bliss” (felicidad) que fue tomada en California.

Su autor fue Charles O’Rear, un fotógrafo que trabajó para National Geographic durante más de 25 años. Sin embargo, la foto fue tomada cerca de su casa: en el Valle de Napa, al norte de California.

¿Quién le iba a decir a él que vendería esta foto, hecha por puro amor al arte, por 1 millón de dólares? A partir del 25 de octubre de 2001, esta instantánea se convirtió en el fondo de pantalla del sistema operativo más famoso del mundo.

La primera cámara de fotos “para todos”

En sus inicios, la fotografía era una disciplina reservada para los expertos: el manejo de las cámaras fotográficas de entonces era difícil, y no todos podían acceder a esta maquinaria. Hasta que llegó Kodak.

“Usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto” fue el eslogan con el que esta famosa compañía fotográfica lanzó al mercado la primera cámara de fotos “para todos los públicos” en 1888.

Contaba con un carrete de 100 fotos que, una vez usadas, debían enviarse a la casa Kodak para que ellos las revelaran. Una vez reveladas, se enviaban de nuevo al cliente junto con la cámara nuevamente cargada.

Curiosidades sobre fotografía: distintos momentos en una sola instantánea

¿Sabías que podemos aunar distintos momentos en el tiempo en una sola fotografía? Dicho así parece magia, pero es más obvio de lo que parece: el truco son las fotografías panorámicas 360º.

Cuando tomamos fotografías de 360º tenemos que movernos lentamente para obtener todo el plano. Es ahí cuando, en una misma instantánea, estamos fotografiando distintos momentos en el tiempo: entre un encuadre y otro dejamos pasar un determinado tiempo, normalmente unos segundos.

Aunque en la fotografía no se aprecie, la imagen habrá captado diferentes momentos en el tiempo.

La medicina de una fotografía de la persona amada

En el titular de este artículo hemos relacionado el amor con la fotografía. Y no es para menos: mirar la foto de una persona a la que amamos reduce el dolor. No lo decimos nosotros, sino la Universidad de Nueva York.

El profesor de psicología Arthur Aron tomó a 15 voluntarios y, mediante una resonancia magnética, estudió sus reacciones cerebrales mientras observaban la fotografía de sus respectivas parejas.

El estudio concluyó que hacer esto puede reducir el dolor en hasta un 44%, ¡como el paracetamol!

 

¿Te han gustado estas curiosidades sobre fotografía? Entonces, te animamos a que sigas nuestro blog para conocermuchísimas otras cosas sobre el fascinante mundo de la fotografía.

Ya va siendo hora de que le pierdas el miedo al modo manual de la cámara de fotos réflex. ¿Para qué quieres una cámara de calidad si la vas a usar en automático? ¡Atrévete a aprender! Te estás perdiendo un mundo de posibilidades.

En Emilio Simón conocemos perfectamente la dificultad de utilizar una buena cámara de fotos en modo manual, pero también sabemos que, una vez que aprendes a manejarlo, ¡los resultados son increíbles! Así que deja el miedo a un lado, despídete del modo automático y aprende a usar la cámara como un profesional con estos 5 sencillos trucos.

La velocidad de obturación: tu mejor amiga en modo manual

Cuando hablamos de velocidad de obturación nos referimos a la velocidad de disparo de la cámara. En modo manual puedes elegir a qué velocidad harás tu foto, siendo 30 segundos la velocidad más lenta.

Si consigues dominar la velocidad de obturación de tu cámara en modo automático podrás hacer verdadera magia en tus fotos. ¿Cómo? Sobre todo, jugando con la luz. Cuanto más lento sea el disparo más luz atrapará la cámara en la fotografía, consiguiendo efectos lumínicos dignos de cualquier montaje fotográfico.

Número f: ¡se acabaron las fotografías quemadas!

El número f mide la abertura del diafragma de tu cámara. Básicamente, esto se refiere a la cantidad de luz que entra al sensor y, por ende, que plasmarás en tu fotografía. Si el número es bajo significa que el diafragma está más abierto, dejando entrar más luz. Si el número es más alto, el resultado será el contrario.

Muchas veces no podemos controlar la luz del entorno, y para eso debemos controlar el diafragma de la cámara: se acabaron las fotografías demasiado oscuras o muy quemadas. ¡Elige el número f que mejor se adapte al tipo de foto que quieres conseguir!

No olvides cambiar el modo de medición de la luz

Aunque muchos no lo saben, el modo de medición de la luz puede cambiarse. Este modo calibra la luz de toda la escena, calculando una media para definir la exposición más adecuada.

Por defecto, tu cámara tendrá el modo matricial o evaluativo, que mide la luz en la totalidad de la escena. Aunque suele ser el más utilizado, no siempre es el más apropiado: existen otros modos de medición de la luz que priorizan zonas concretas del encuadre, dando protagonismo a elementos concretos.

Algunos de estos modos son la ponderada al centro, que prioriza el centro de la escena; la puntual, que se centra en un punto concreto de la imagen; y la parcial, que funciona como la anterior pero ampliando un poco más el recorte que prioriza.

No sin balance de blancos

¡Un balance de blancos es imprescindible para cualquier profesional de la cámara! Antes de empezar con tu sesión de fotos, no olvides hacer un balance de blancos.

Aunque pongas la cámara en modo manual, es probable que el balance de blancos siga en modo automático.

Sin embargo, tu cámara tiene mucho más que ofrecer: ajustes predeterminados para escenas soleadas, en la sombra, nubladas… ¡o incluso balances de blanco personalizados!

¿Cómo sé qué valores necesito?

Si, después de todo, sigues sin conseguir la fotografía que deseabas, tenemos un truco para que conozcas los valores exactos que necesitas calibrar en tu cámara. Es un truco muy fácil: encuentra un ejemplo exacto de la fotografía que quieres. ¿Lo tienes? ¡Entonces solo tienes que consultar los datos EXIF!

Estos datos aparecen en las propiedades del archivo y suelen indicar valores como el número f o la velocidad de obturación.

 

¿Te hemos ayudado? ¡Esperamos que sí y que, por fin, te atrevas con el maravilloso modo manual de tu cámara! Y, si después de divertirte un rato experimentando con sus infinitas posibilidades sigues sin conseguir el efecto deseado, ¡siempre puedes contar con nosotros!

Hoy en día, la fotografía no es nada sin la posproducción. Encontrar los filtros más profesionales para editar las fotos es todo un mundo, y depende de nuestro propósito acertaremos o no con este o aquel. Desde luego, no es tarea fácil.

En Emilio Simón somos conscientes de eso, y por eso os hemos preparado una lista con los filtros más profesionales del mercado: queremos que trates tus fotografías con el mismo cariño con el que tú las has hecho. Como siempre, ¡nosotros te damos la información y tú eliges cómo crear tu magia!

Orange & Teal: el filtro del verano

¿Sueñas con ser instagramer? ¿Te tiras horas eligiendo los mejores filtros para subir la foto perfecta? Entonces esto te interesa: Orange & Teal consigue que los tonos azules parezcan esmeralda y que el verde, el naranja o el rojo destaquen sobre el resto de colores.

¿Y qué conseguimos con esto? Fotos cálidas, que resaltan el moreno de la piel y los tonos básicos de un paisaje veraniego. En otras palabras, si le coges el truco, puedes convertir tu foto en el pueblo en una foto de revista de viajes.

En realidad, Orange & Teal no es un filtro, sino un “preset”, es decir, un ajuste de revelado. Pero preferimos incluirlo porque, en cuanto lo probéis, no podréis dejar de usarlo. ¡Sube tus fotos retocadas con Orange & Teal y etiquétanos para que veamos el resultado final!

Los filtros más profesionales en VSCO Cam

VSCO Cam es una aplicación móvil de edición fotográfica que te salvará de algún que otro apuro de la manera más profesional. De entre todas sus posibilidades, vamos a destacar dos de sus filtros.

El primero de ellos es el A6. Este filtro consigue un retoque sutil que, a la vez, mejora sustancialmente una fotografía: es capaz de aumentar su nitidez y remarca los tonos oscuros, agregando además un sutil tono anaranjado. Es cierto que, como cualquier filtro, no vale para cualquier fotografía, pero si eres capaz de emparejar el A6 con la fotografía indicada sabrás de lo que hablamos.

El segundo filtro de VSCO Cam es el C1. Este filtro es básicamente el filtro vintage que todos conocemos, pero con un acabado mucho más profesional y sutil. Basa los cambios en tonos rosados que envejecen tu fotografía casi sin que se note. Si eres fan de lo vintage, ¡este es tu filtro!

Afterlight

Afterlight es una de las aplicaciones más famosas de edición móvil, y también tiene uno de los filtros más profesionales de blanco y negro del mercado: se llama raven y marca la diferencia, pues potencia bastante la escala de grises, aportando fuerza a tu fotografía y editándola en blanco y negro sin que parezca “forzado”, como otros filtros del mismo efecto.

Aunque este es un post sobre filtros, queremos aprovechar para daros un dato interesante sobre afterlight: puedes usar dos filtros a la vez, lo que no solo es novedoso sino que te da más libertad de creación. ¡Prácticamente puedes crear tus propios filtros!

No sin Cymera

¡Se acabó el maquillaje! Cymera es una aplicación móvil perfecta para selfies que destaca en el filtro más cotizado: el filtro de “belleza”. Hay cinco niveles en el filtro, nosotros os aconsejamos usar los primeros para que la edición no sea evidente.

Con Cymera puedes igualar tu piel, estrechar tu cara, cambiar el color de tu pelo… Vale, estos retoques no suelen necesitarse para fotos muy profesionales, pero no podíamos dejar de nombrar esta aplicación por ser, dentro de este tipo de edición, la más sutil.

 

Ahora que conocéis algunos de los filtros más profesionales para editar fotos podéis lanzaros a cualquier aventura: si algo tiene la fotografía actual es que pueden salir cosas maravillosas del material más insospechado. En Emilio Simón lo sabemos bien, y por eso os invitamos a que le echéis un vistazo a nuestro portfolio. Y, si te gusta lo que ves, ¡tal vez podamos ser tu fotógrafo de confianza!

Para hablar hoy en día de fotografía, tenemos que tener muy en cuenta a la tecnología. Y es que, desde hace ya varias décadas, fotografía y tecnología van de la mano.

Por supuesto, la experiencia y pasión que se le pone a esta actividad es fundamental para obtener resultados brillantes, pero también hay que reconocer que, trabajando con un buen equipo fotográfico, iremos un paso por delante.

Como te contamos, la era digital llegó a nuestras vidas para quedarse, y desde entonces, somos partícipes de los beneficios y, sobre todo, de la gran comodidad que nos brinda estos avances.

De tal manera que, en el mundo de la fotografía, esta revolución tecnológica también ha dejado su huella, haciendo que nuestros resultados fotográficos sean cada vez más espectaculares.

Al principio de la llegada de la fotografía digital, muchos eran los que se mantenían reacios a esta nueva versión de fotografía, ya que la calidad en sus inicios, dejaba mucho que desear.

Sin embargo, en un periodo corto de tiempo, esta tecnología avanzó a pasos de gigante, mejorando la calidad en las instantáneas e incorporando diferentes técnicas a los dispositivos para conseguir fotografías extraordinarias en situaciones con una luz que, en otras ocasiones, sería inviable obtener una captura de calidad.

Las ventajas de la fotografía y tecnología

Aunque a día de hoy continúa existiendo algunos puristas que siguen rechazando la fotografía y tecnología, muchos son los que han cambiado su opinión en cuanto a la fotografía digital, transformando ésta en un juicio positivo.

Así, que se puede confirmar que esta revolución tecnológica en la fotografía no ha hecho más que proporcionarnos de grandes ventajas como las siguientes:

La pantalla

En la actualidad puede sonar como una obviedad, pero tenemos que tener en cuenta, que antes de la llegada de la fotografía digital, teníamos que esperar a revelar las imágenes para poder apreciar cómo eran éstas.

De esta manera, podemos confirmar que la adaptación de la pantalla a una cámara fotográfica donde poder ver los resultados en el instante, es uno de los grandes avances en este campo.

Modificación ISO (antes conocido como ASA)

Si nos encontramos en un lugar con poca luz ¡No hay problema! Con los dispositivos fotográficos de hoy en día, podemos modificar la sensibilidad ISO a cada una de las imágenes. Tiempo atrás, esta opción era impensable, ya que todos los negativos del carrete tenían la misma sensibilidad y ésta no se podía modificar.

O sea, o hacías una fotografía con la luz necesaria en el momento de la instantánea o no tenías nada.

Estabilizador de imágenes

Gracias a esta posibilidad, podremos realizar nuestra captura de imagen sin que los objetos se representen movidos, ya que esta opción compensa el pequeño movimiento que realizamos a la hora de disparar.

En el pasado, al no contar con la tecnología necesaria, el fotógrafo debía de mantener un pulso impecable, apareciendo en la mayoría de las instantáneas alguna figura movida.

Además de fotografías, vídeos

Como resultado culmen a la revolución tecnológica, hoy en día podemos comprobar como la gran mayoría de las cámaras fotográficas, mantienen la opción de grabar en vídeo, es decir, dos en uno.

Hace algunos años, para poder hacer estas dos tareas, era necesario realizarlas con diferentes herramientas, por un lado, una cámara de vídeo para las imágenes en movimiento y por otro lado una cámara de fotografías para las estáticas.

Y por supuesto, si nos vamos aún más atrás, ni siquiera se tenía en mente grabar una escena en movimiento para posteriormente reproducirla.

 

Los avances tecnológicos nos hacen la vida más llevadera a todos, y en el campo de la fotografía ha resultado bastante notorio. fotografía y tecnología

Y tú, ¿eres de lo que estás a favor de la fotografía y tecnología, o eres de los de la vieja escuela? fotografía y tecnología

Ahora que llega el verano, se nos plantea una pregunta clave: ¿cuál es el mejor móvil para hacer fotos?

Todos buscamos la foto perfecta, inmortalizar estos días tan especiales e irrepetibles de la mejor manera posible. Hace unos años cogeríamos nuestra cámara y la llevaríamos a cuestas, con mucho cuidado, disparando a cada detalle digno de recordar.

Hoy, sin embargo, la tecnología ha reducido el número de dispositivos que necesitamos: muchos han prescindido de la cámara para confiar en su móvil, que integra todas las funcionalidades que necesitamos en un solo aparato, incluyendo la fotografía.

Aun así, en Emilio Simón seguimos apostando por la fotografía especial y de calidad. Por eso, y como sabemos que tu compañero de aventuras será tu móvil, hemos querido haceros una selección de los mejores móviles para hacer fotos que actualmente están en el mercado.

¿Preparados para descubrir en qué dispositivos se esconden las mejores cámaras?

 

Google Pixel 4XL: el mejor móvil para hacer fotos

¡Este móvil es un torbellino! 2020 nos ha traído este aparato que, aunque pequeño y ligero, tiene una cámara trasera de nada menos que 16 megapíxeles, y una delantera de 12,2 megapíxeles.

Además, cuenta con unos sensores ideales para aquellos escenarios en los que la luz es tenue. Todo esto aporta nitidez a tus fotografías. Si buscas el mejor móvil para hacer fotos, probablemente la respuesta sea Google Pixel 4XL.

iPhone 11 Pro y Pro Max: la magia de Apple

Apple no podía faltar en la lista, y es que este dispositivo cuenta con una cámara de 12 megapíxeles.

Es cierto que la cifra es menor respecto a Google Pixel 4XL, pero la manzana siempre tiene un as en la manga: en este caso es el “modo noche”, que se activa automáticamente si no detecta luz suficiente, aumentando la velocidad de obturación para que tu fotografía no sufra las consecuencias de la falta de iluminación.

Samsung Galaxy S20 Ultra: la gama líder

En realidad, la cámara de este modelo es la misma que en toda la gama S20 de Samsung, aunque este último modelo tiene más zoom: puede llegar hasta los 100 aumentos.

Este gigante ha apostado muy fuerte por la fotografía en los últimos años, y esta gama lo demuestra: su sensor de 108 megapíxeles te permitirá hacer fotos de hasta 12 megapíxeles.

LG V40 ThinQ: tres no son multitud

Este modelo cuenta con ¡tres cámaras traseras! Desde luego, las posibilidades son infinitas: con dos cámaras de 12 megapíxeles y una de 16, tus fotos casi podrán tocarse.

Eso sí, no es oro todo lo que reluce: sus funcionalidades son magníficas en entornos con buena iluminación, no así en interiores, espacios cerrados o escenarios con menos luz.

Huawei P40 Pro: el más completo

Esta marca asiática de dispositivos móviles ha llegado para quedarse. Muchos son los que han optado por hacerse con un Huawei por su buena relación calidad-precio.

Pues bien, si eres uno de ellos y además adoras la fotografía, el modelo P40 Pro es el que buscas: un sensor de 50 megapíxeles, un gran angular de 40 megapíxeles con gran asimilación de la luminosidad y un teleobjetivo de 12 megapíxeles.

¡Y parecía imposible! La única pega del Huawei P40 Pro no está en sus funcionalidades fotográficas, sino en el propio software, y es el problema que, de momento, tienen todos los dispositivos de Huawei: los servicios de Google no están disponibles.

 

Esperamos no haberte mareado demasiado con tanta palabrería, ¡solo queremos que tus fotos sean perfectas este verano y puedas encontrar el mejor móvil para hacer fotos!

En Emilio Simón queremos acercarte a la fotografía, mostrarte todas sus facetas y curiosidades y que, como nosotros, acabes enamorado de esta mágica maravilla que es el mundo de la fotografía. Si te interesa todo esto, sigue atento a nuestro blog. ¡Nos vemos en el siguiente post!