En Emilio Simón os hemos dado ya un sinfín de consejos para que os introduzcáis en el mundo de la fotografía. ¡Pero nunca hemos empezado por el principio! Existen muchos términos básicos de fotografía que debes conocer para iniciarte en este bello mundo.

Para iniciarte en la fotografía leerás infinidad de artículos, posts, entrevistas y manuales que te enseñarán cómo usar tu cámara como un profesional. ¡Pero te encontrarás con conceptos desconocidos para ti!

Si eres principiante en el mundo de la fotografía, ¡para eso estamos nosotros! Porque te hemos preparado en este nuevo post una lista con los términos básicos de fotografía que debes conocer para comprender todas tus lecturas y triunfar en tus sesiones fotográficas.

Exposición

Más de una vez habrás topado con este término básico en fotografía. Si, como decimos, acabas de empezar, seguro que entiendes por “exposición” algo muy diferente a lo que nos referimos en el mundo de la fotografía.

En este campo, la exposición no es otra cosa que la cantidad de luz que recibe el sensor de tu cámara para poder formar la fotografía. Es decir, es la cantidad de luz que entra en tu cámara cuando vas a tomar una instantánea.

Esta cantidad de luz es una combinación entre el tiempo de exposición y el nivel de iluminación que recibes durante ese tiempo. El tiempo de exposición se controla a través de la velocidad de obturación, mientras que la iluminación se hace a través de la apertura del objetivo.

Velocidad de obturación

Si hemos ido demasiado rápido no te preocupes, iremos por partes. Ahora que sabes qué es la exposición y que esta depende en parte del tiempo, ¿qué es la velocidad de obturación?

Muy fácil: como habrás imaginado, la velocidad de obturación es el período de tiempo en que la cámara deja pasar la luz hacia el sensor. En otras palabras: es el período de tiempo en que la luz está entrando en la cámara.

Por ejemplo: puedes hacer que la luz entre en tu sensor durante 30 segundos o durante 30 minutos. ¡Tú eliges! Y, dependiendo de tu elección –sea alta o baja la velocidad de obturación-, ¡puedes conseguir resultados impresionantes!

Apertura del objetivo

La apertura o apertura del objetivo nos sirve para controlar la iluminación de una escena. Como ya sabes, la velocidad de obturación es el tiempo que la cámara deja pasar la luz. Y la apertura la complementa controlando la cantidad de luz que entra durante ese tiempo.

Como ves, todos los términos básicos de fotografía están relacionados. Con la apertura del objetivo podrás decidir cuánta luz incide en tu instantánea. Si llegas a controlarla, puedes capturar escenas verdaderamente mágicas valiéndote solo de un buen manejo de la apertura.

Sensibilidad ISO

¡Vaya palabra! Pero seguro que también te la has encontrado en tus tareas de documentación sobre fotografía. El ISO está muy relacionado con todos los términos básicos de fotografía que ya te hemos contado.

¿De qué manera? Tu ISO será el encargado de controlar la sensibilidad del sensor de imagen de tu cámara. Es decir, del sensor que se encarga de dejar pasar la luz. Así, tendrás que regularlo teniendo en cuenta los valores anteriores para conseguir la instantánea idónea.

Profundidad de campo

Por último, y aunque no esté estrechamente relacionado con los términos básicos de fotografía anteriores, es muy importante conocer la profundidad de campo. Seguro que este también te suena, ¿verdad?

La profundidad de campo es el rango o sector de tu fotografía que aparecerá de forma más nítida y detallada. Depende, en general, de la apertura del objetivo, de la distancia a la que estemos del objeto a fotografiar, y de la distancia focal.

La profundidad de campo variará si queremos fotografiar un paisaje, a un grupo de personas, si queremos realizar una foto detalle…

 

Ahora sí, ¡estás preparado para coger tu cámara! Por fin la comprendes y manejas los conceptos suficientes para crear composiciones profesionales. Pero, si lo que buscas son fotografías profesionales, ¡entonces no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Muchas son las personas que a día de hoy no es consciente o no conoce lo suficiente sobre este programa de diseño como para lanzarse. En el post de hoy queremos presentarte, las principales ventajas de utilizar Lightroom, ¡porque son muchas!

Y es que este programa, puede suponer totalmente un antes y un después en la vida de las personas que nos dedicamos a la fotografía, tanto como afición o como profesión.

En definitiva, para cualquier persona que ame la fotografía y dedique tiempo y amor a capturar las instantáneas más hermosas, el Lightroom es una herramienta realmente útil y sobre todo necesaria.

Porque si eres de esos que no se conformar con hacer clic al botón y disparar una o varias fotografías, este programa está hecho para ti.

Ventajas de la herramienta Lightroom

Está pensado cien por cien para fotógrafos.

Todos podemos pensar que para retocar imágenes ya tenemos a nuestro aliado Photoshop, pero es que este instrumento está mucho más enfocado al diseño gráfico, mientras que Lightroom está pensado exclusivamente para fotógrafos, y, además, diseño también por éstos.

De manera que no se trata de un simple editor que retoca tus fotografías, así que estamos ante un programa que acompaña todo el flujo de tu trabajo

Gestión de fotografías, revelados, exportación a otros programas; estas son algunas de sus funcionalidades.

La edición no es destructiva

Al utilizar herramientas como Photoshop u otro tipo de editores, las imágenes se van degradando conforme vas introduciendo diferentes ajustes. Con Lightroom esto no ocurre así, de tal manera que permite realizar todos los ajustes necesarios y una vez finalizado toda la edición, se aplicarán.

Ahorro de espacio

Lightroom te da la posibilidad de gestionar copias virtuales sin la necesidad de exportar distintas versiones, permitiendo así ahorrar espacio dentro del disco duro.

Es decir, que mientras con otras herramientas tendrás que guardar un archivo TIFF o PSD con la información de distintos revelados, con el programa de Lightroom no es necesario.

Trabajar con varias imágenes a la vez

Gracias a esta herramienta para fotógrafos, es posible editar varias imágenes a la vez sincronizando ajustes, algo que te hará ahorrar mucho tiempo.

Es decir, estamos diciendo que, con un solo clic, podrás aplicar el mismo ajuste a una tirada de fotográficas que hayas realizado en una misma sesión, por ejemplo.

Intuitivo y fácil de usar

Lo mejor de todo de utilizar Lightroom, es que es mucho más sencillo de aprender y usar que otros programas de diseño.

De tal manera que se trata de un instrumento muy intuitivo, donde todas sus funcionalidades y herramientas están colocadas y ordenadas de forma que facilita mucho el trabajo.

La interfaz que utiliza es clara, cómoda e incluso, si te sientes creativo, personalizable.

Pasar imágenes de Photoshop a Lightroom

Podrás pasar las fotografías de Photoshop a Lightroom en un solo clic. De manera que, aunque estos dos programas sean distintos, mantienen similitudes, ya que proceden de la misma “casa”.

Así que, en el caso de querer de terminar de retocar una fotografía en Photoshop, sigue esta sencilla ruta: Fotografía – Editar en – Editar en Adobe Photoshop 2020.

Presets

Puedes usar los Presets en esta herramienta. Los Presets son ajustes preestablecidos, con los cuales puedes realizar distintos ajustes en una imagen y guardarlo con un ajuste preestablecido o Preset para aplicarlo en otra imagen con un simple clic.

En definitiva, se trata de un ajuste de imagen establecido que podrás aplicarlo a cuantas fotografías quieras.

 

Estos son algunas de las ventajas principales que puedes encontrar en la herramienta para fotógrafos de Lightroom, pero por supuesto ¡tiene muchas más! Descúbrelas ya, te va a gustar.

Ya va siendo hora de que le pierdas el miedo al modo manual de la cámara de fotos réflex. ¿Para qué quieres una cámara de calidad si la vas a usar en automático? ¡Atrévete a aprender! Te estás perdiendo un mundo de posibilidades.

En Emilio Simón conocemos perfectamente la dificultad de utilizar una buena cámara de fotos en modo manual, pero también sabemos que, una vez que aprendes a manejarlo, ¡los resultados son increíbles! Así que deja el miedo a un lado, despídete del modo automático y aprende a usar la cámara como un profesional con estos 5 sencillos trucos.

La velocidad de obturación: tu mejor amiga en modo manual

Cuando hablamos de velocidad de obturación nos referimos a la velocidad de disparo de la cámara. En modo manual puedes elegir a qué velocidad harás tu foto, siendo 30 segundos la velocidad más lenta.

Si consigues dominar la velocidad de obturación de tu cámara en modo automático podrás hacer verdadera magia en tus fotos. ¿Cómo? Sobre todo, jugando con la luz. Cuanto más lento sea el disparo más luz atrapará la cámara en la fotografía, consiguiendo efectos lumínicos dignos de cualquier montaje fotográfico.

Número f: ¡se acabaron las fotografías quemadas!

El número f mide la abertura del diafragma de tu cámara. Básicamente, esto se refiere a la cantidad de luz que entra al sensor y, por ende, que plasmarás en tu fotografía. Si el número es bajo significa que el diafragma está más abierto, dejando entrar más luz. Si el número es más alto, el resultado será el contrario.

Muchas veces no podemos controlar la luz del entorno, y para eso debemos controlar el diafragma de la cámara: se acabaron las fotografías demasiado oscuras o muy quemadas. ¡Elige el número f que mejor se adapte al tipo de foto que quieres conseguir!

No olvides cambiar el modo de medición de la luz

Aunque muchos no lo saben, el modo de medición de la luz puede cambiarse. Este modo calibra la luz de toda la escena, calculando una media para definir la exposición más adecuada.

Por defecto, tu cámara tendrá el modo matricial o evaluativo, que mide la luz en la totalidad de la escena. Aunque suele ser el más utilizado, no siempre es el más apropiado: existen otros modos de medición de la luz que priorizan zonas concretas del encuadre, dando protagonismo a elementos concretos.

Algunos de estos modos son la ponderada al centro, que prioriza el centro de la escena; la puntual, que se centra en un punto concreto de la imagen; y la parcial, que funciona como la anterior pero ampliando un poco más el recorte que prioriza.

No sin balance de blancos

¡Un balance de blancos es imprescindible para cualquier profesional de la cámara! Antes de empezar con tu sesión de fotos, no olvides hacer un balance de blancos.

Aunque pongas la cámara en modo manual, es probable que el balance de blancos siga en modo automático.

Sin embargo, tu cámara tiene mucho más que ofrecer: ajustes predeterminados para escenas soleadas, en la sombra, nubladas… ¡o incluso balances de blanco personalizados!

¿Cómo sé qué valores necesito?

Si, después de todo, sigues sin conseguir la fotografía que deseabas, tenemos un truco para que conozcas los valores exactos que necesitas calibrar en tu cámara. Es un truco muy fácil: encuentra un ejemplo exacto de la fotografía que quieres. ¿Lo tienes? ¡Entonces solo tienes que consultar los datos EXIF!

Estos datos aparecen en las propiedades del archivo y suelen indicar valores como el número f o la velocidad de obturación.

 

¿Te hemos ayudado? ¡Esperamos que sí y que, por fin, te atrevas con el maravilloso modo manual de tu cámara! Y, si después de divertirte un rato experimentando con sus infinitas posibilidades sigues sin conseguir el efecto deseado, ¡siempre puedes contar con nosotros!

Hoy en día, la fotografía no es nada sin la posproducción. Encontrar los filtros más profesionales para editar las fotos es todo un mundo, y depende de nuestro propósito acertaremos o no con este o aquel. Desde luego, no es tarea fácil.

En Emilio Simón somos conscientes de eso, y por eso os hemos preparado una lista con los filtros más profesionales del mercado: queremos que trates tus fotografías con el mismo cariño con el que tú las has hecho. Como siempre, ¡nosotros te damos la información y tú eliges cómo crear tu magia!

Orange & Teal: el filtro del verano

¿Sueñas con ser instagramer? ¿Te tiras horas eligiendo los mejores filtros para subir la foto perfecta? Entonces esto te interesa: Orange & Teal consigue que los tonos azules parezcan esmeralda y que el verde, el naranja o el rojo destaquen sobre el resto de colores.

¿Y qué conseguimos con esto? Fotos cálidas, que resaltan el moreno de la piel y los tonos básicos de un paisaje veraniego. En otras palabras, si le coges el truco, puedes convertir tu foto en el pueblo en una foto de revista de viajes.

En realidad, Orange & Teal no es un filtro, sino un “preset”, es decir, un ajuste de revelado. Pero preferimos incluirlo porque, en cuanto lo probéis, no podréis dejar de usarlo. ¡Sube tus fotos retocadas con Orange & Teal y etiquétanos para que veamos el resultado final!

Los filtros más profesionales en VSCO Cam

VSCO Cam es una aplicación móvil de edición fotográfica que te salvará de algún que otro apuro de la manera más profesional. De entre todas sus posibilidades, vamos a destacar dos de sus filtros.

El primero de ellos es el A6. Este filtro consigue un retoque sutil que, a la vez, mejora sustancialmente una fotografía: es capaz de aumentar su nitidez y remarca los tonos oscuros, agregando además un sutil tono anaranjado. Es cierto que, como cualquier filtro, no vale para cualquier fotografía, pero si eres capaz de emparejar el A6 con la fotografía indicada sabrás de lo que hablamos.

El segundo filtro de VSCO Cam es el C1. Este filtro es básicamente el filtro vintage que todos conocemos, pero con un acabado mucho más profesional y sutil. Basa los cambios en tonos rosados que envejecen tu fotografía casi sin que se note. Si eres fan de lo vintage, ¡este es tu filtro!

Afterlight

Afterlight es una de las aplicaciones más famosas de edición móvil, y también tiene uno de los filtros más profesionales de blanco y negro del mercado: se llama raven y marca la diferencia, pues potencia bastante la escala de grises, aportando fuerza a tu fotografía y editándola en blanco y negro sin que parezca “forzado”, como otros filtros del mismo efecto.

Aunque este es un post sobre filtros, queremos aprovechar para daros un dato interesante sobre afterlight: puedes usar dos filtros a la vez, lo que no solo es novedoso sino que te da más libertad de creación. ¡Prácticamente puedes crear tus propios filtros!

No sin Cymera

¡Se acabó el maquillaje! Cymera es una aplicación móvil perfecta para selfies que destaca en el filtro más cotizado: el filtro de “belleza”. Hay cinco niveles en el filtro, nosotros os aconsejamos usar los primeros para que la edición no sea evidente.

Con Cymera puedes igualar tu piel, estrechar tu cara, cambiar el color de tu pelo… Vale, estos retoques no suelen necesitarse para fotos muy profesionales, pero no podíamos dejar de nombrar esta aplicación por ser, dentro de este tipo de edición, la más sutil.

 

Ahora que conocéis algunos de los filtros más profesionales para editar fotos podéis lanzaros a cualquier aventura: si algo tiene la fotografía actual es que pueden salir cosas maravillosas del material más insospechado. En Emilio Simón lo sabemos bien, y por eso os invitamos a que le echéis un vistazo a nuestro portfolio. Y, si te gusta lo que ves, ¡tal vez podamos ser tu fotógrafo de confianza!

Ahora que llega el verano, se nos plantea una pregunta clave: ¿cuál es el mejor móvil para hacer fotos?

Todos buscamos la foto perfecta, inmortalizar estos días tan especiales e irrepetibles de la mejor manera posible. Hace unos años cogeríamos nuestra cámara y la llevaríamos a cuestas, con mucho cuidado, disparando a cada detalle digno de recordar.

Hoy, sin embargo, la tecnología ha reducido el número de dispositivos que necesitamos: muchos han prescindido de la cámara para confiar en su móvil, que integra todas las funcionalidades que necesitamos en un solo aparato, incluyendo la fotografía.

Aun así, en Emilio Simón seguimos apostando por la fotografía especial y de calidad. Por eso, y como sabemos que tu compañero de aventuras será tu móvil, hemos querido haceros una selección de los mejores móviles para hacer fotos que actualmente están en el mercado.

¿Preparados para descubrir en qué dispositivos se esconden las mejores cámaras?

 

Google Pixel 4XL: el mejor móvil para hacer fotos

¡Este móvil es un torbellino! 2020 nos ha traído este aparato que, aunque pequeño y ligero, tiene una cámara trasera de nada menos que 16 megapíxeles, y una delantera de 12,2 megapíxeles.

Además, cuenta con unos sensores ideales para aquellos escenarios en los que la luz es tenue. Todo esto aporta nitidez a tus fotografías. Si buscas el mejor móvil para hacer fotos, probablemente la respuesta sea Google Pixel 4XL.

iPhone 11 Pro y Pro Max: la magia de Apple

Apple no podía faltar en la lista, y es que este dispositivo cuenta con una cámara de 12 megapíxeles.

Es cierto que la cifra es menor respecto a Google Pixel 4XL, pero la manzana siempre tiene un as en la manga: en este caso es el “modo noche”, que se activa automáticamente si no detecta luz suficiente, aumentando la velocidad de obturación para que tu fotografía no sufra las consecuencias de la falta de iluminación.

Samsung Galaxy S20 Ultra: la gama líder

En realidad, la cámara de este modelo es la misma que en toda la gama S20 de Samsung, aunque este último modelo tiene más zoom: puede llegar hasta los 100 aumentos.

Este gigante ha apostado muy fuerte por la fotografía en los últimos años, y esta gama lo demuestra: su sensor de 108 megapíxeles te permitirá hacer fotos de hasta 12 megapíxeles.

LG V40 ThinQ: tres no son multitud

Este modelo cuenta con ¡tres cámaras traseras! Desde luego, las posibilidades son infinitas: con dos cámaras de 12 megapíxeles y una de 16, tus fotos casi podrán tocarse.

Eso sí, no es oro todo lo que reluce: sus funcionalidades son magníficas en entornos con buena iluminación, no así en interiores, espacios cerrados o escenarios con menos luz.

Huawei P40 Pro: el más completo

Esta marca asiática de dispositivos móviles ha llegado para quedarse. Muchos son los que han optado por hacerse con un Huawei por su buena relación calidad-precio.

Pues bien, si eres uno de ellos y además adoras la fotografía, el modelo P40 Pro es el que buscas: un sensor de 50 megapíxeles, un gran angular de 40 megapíxeles con gran asimilación de la luminosidad y un teleobjetivo de 12 megapíxeles.

¡Y parecía imposible! La única pega del Huawei P40 Pro no está en sus funcionalidades fotográficas, sino en el propio software, y es el problema que, de momento, tienen todos los dispositivos de Huawei: los servicios de Google no están disponibles.

 

Esperamos no haberte mareado demasiado con tanta palabrería, ¡solo queremos que tus fotos sean perfectas este verano y puedas encontrar el mejor móvil para hacer fotos!

En Emilio Simón queremos acercarte a la fotografía, mostrarte todas sus facetas y curiosidades y que, como nosotros, acabes enamorado de esta mágica maravilla que es el mundo de la fotografía. Si te interesa todo esto, sigue atento a nuestro blog. ¡Nos vemos en el siguiente post!

Aunque no lo creas, la fotografía de paisajes está más de moda que nunca. Resulta muy útil en el ámbito publicitario, para publicitar destinos turísticos, espacios y lugares en general. Tiene sus particularidades, ya que tendrás que adaptarte a las condiciones del lugar y el clima. Además te encontrarás con la dificultad de encontrar un enfoque original. ¿Te atreves a probarla? Desde el equipo de Emilio Simón, fotógrafo profesional en Sevilla, te lanzamos algunos consejos.

Leer más

“La idea de que ROBERT CAPA fotografió en color, y no solo ocasionalmente, sino regularmente después de 1941 hasta su muerte en 1954,  es sorprendente, incluso chocante para algunos.” (CYNTHIA YOUNG, Comisaría)

Leer más

La Fotografía en Blanco y Negro, un antes y ningún después. Con este juego de palabras no pretendo más que afirmar con absoluta rotundidad que la fotografía en Blanco y negro es un arte intemporal por más que la era digital haya absorbido en su plenitud a los mas escépticos, amantes del grano físico, de la química y todo lo que ello conlleva.

Leer más

Todo fotógrafo que se precie ya sea profesional o aficionado, considera la composición como elemento clave para marcar la diferencia entre una fotografía normal y una fotografía muy buena. Hay un elenco muy variado de reglas, leyes y definiciones para componer imágenes, pero cada fotógrafo tiene las suyas.

Leer más