,

Trucos para fotografiar bodas sin ser un profesional

Cómo fotografiar bodas sin ser profesional

Llega el buen tiempo y con él se abre la temporada de bodas. Vestidos de gala, lugares encantadores, una vistosa decoración y cientos de personas. Si este año estás invitado a alguna boda y quieres hacer unas fotografías espectaculares (sin ser un fotógrafo profesional), toma nota de estos trucos y consejos.

6 Consejos para fotografía de bodas

Planifica todo antes del gran día.

No podemos dejarlo todo al azar. El día de una boda todo son nervios, prisas y carreras. No hay cabida para la improvisación. Por eso, tienes que tenerlo todo listo. Prepara tu equipo con baterías y tarjetas de memoria de recambio. Si tienes distintos objetivos mucho mejor para que no se escape nada y hacer fotografías diferentes.

Analiza el lugar

Te vendrá bien conocer con antelación el lugar en el que se celebrará la boda para hacerte una idea de posibles planos. También puedes ir el día antes a la misma hora del evento para ver la luz con la que contarás y planificar así tus fotografías. Además, puedes aprovechar para hacer fotografías de la decoración si ya está lista.

Busca inspiración.

Mirar trabajos de fotógrafos profesionales te ayudara y mucho a la hora de inspirarte en las composiciones, posados, etc.

El día de la boda estarás nervioso. Es normal. Pero intenta concentrarte para no perderte ningún detalle y hacerlo lo mejor posible. El blog del fotógrafo nos da un consejo muy importante que puede que te tranquilice: Puede que no consigas unas fotos perfectas porque no eres un profesional, pero conoces a los novios y a gran parte de los invitados, por lo que se sentirán más cómodos y relajados. Te mostrarán sus emociones, lo que aportará mucho valor y naturalidad a tus fotografías.

Material

El día de la boda revisa que todo tu material esté listo: balance de blancos, ISO, flash, etc. Si no controlas del todo estos ajustes no te arriesgues: dispara en automático.

Organización

Habla con los novios y organizaros para intentar fotografiarlos mientras se visten y preparan. Los momentos antes al sí quiero hay muchos nervios y las emociones están a flor de piel. Esto lo captarás con tu cámara y son fotografías que gustarán mucho a los novios.

Ten cuidado con las fotografías que tomes en casa y habitaciones de los novios, no suelen estar decoradas y pueden ser un poco caóticas entre ropa, accesorios e invitados que se acercan a ayudar. Pon atención al fondo y quita cualquier adorno o decoración que pueda restar atención a los protagonistas.

Durante la ceremonia intenta no molestar ni llamar la atención. Muévete despacio y con sigilo, sin meterte en medio.

Detalles y Decoración

No te olvides de los detalles y de la decoración. Son fotografías que vienen muy bien para transmitir el ambiente, además de ser un bonito recuerdo para los novios. Puedes fotografiar los anillos, el ramo, las flores, la decoración de las mesas, la iglesia…

Pide posados a los novios y a los invitados pero tampoco te olvides del factor sorpresa. Intenta captar momentos espontáneos, naturales y emotivos para intentar contar una historia.

Un truco para esto es disparar en ráfagas. No hagas una sola fotografía porque puede no salir bien. Pon tu cámara en modo ráfaga para que haga varias fotos a la vez y elegir después la mejor.

Después de la boda puedes quedar con los novios para que vuelvan a ponerse sus trajes, pero esta vez sin nervios y sin prisas. Llévalos a un lugar bonito y tomaos todo el tiempo necesario para hacer un buen reportaje más desenfadado y divertido.

Fotografía de bodas en Sevilla

Si estás buscando una agencia de fotografía en Sevilla ¡Te ayudamos!

Echa un vistazo a nuestro portfolio y ¡Contáctanos sin compromiso!