cámara de fotos analógicas

Si tienes una cámara de fotos analógicas que has heredado de algún familiar o simplemente has comprado una de segunda mano porque te llama la atención y quieres aprender a usarla, en este post de Emilio Simón te explicamos paso por paso para que puedas dominar tu cámara de fotos analógicas a la perfección.

¡Quédate hasta el final del post y pon en marcha todos los tips que vamos a darte! 

Muy atento que empezamos.

Cámara de fotos analógicas

Las cámaras de fotos analógicas han sido la herramienta favorita de muchos fotógrafos.

Hoy en día, con las cámaras digitales y los móviles, las cámaras analógicas apenas se utilizan, dichas cámaras han perdido popularidad, pero todavía hay muchos fotógrafos que prefieren usar cámaras de este tipo por la calidad y la personalidad única que pueden agregar a las imágenes.

Si deseas probar el mundo de la fotografía analógica, toma nota de algunos consejos para poner en práctica ¡Allá vamos!

¿Qué quieres hacer? ¡Elige una cámara que se adapte a lo que buscas!

Lo primero que te recomendamos es que elijas una cámara analógica que se adapte a lo que buscas, es decir, hazte las siguientes preguntas ¿Qué quieres fotografiar? ¿Cuánto presupuesto deseas emplear?

En base a tus respuestas, podrás empezar a buscar, ya que hay muchas opciones disponibles, desde cámaras de formato medio hasta cámaras de 35mm.

Te aconsejamos que investigues diferentes modelos y tipos de cámaras para escoger cuál se adapta mejor a tus necesidades. Por otro lado, te sugerimos que valores el precio del carrete, el precio de revelado y el costo de imprimir las fotos.

La exposición es importante   

Dominar la exposición es fundamental en una cámara de fotos analógica para obtener imágenes de alta calidad.

Gran parte de dichas cámaras tienen un medidor de luz incorporado que te facilita de una forma u otra a  determinar la configuración correcta para una exposición correcta.

En el caso de que tu cámara no tenga consigo un medidor de luz, necesitarás utilizar un medidor de luz independiente o aprender a determinar la exposición.

La profundidad de campo debes controlarla

Otro de los consejos que queremos darte para usar una cámara de fotos analógicas desde Emilio Simón es que es importante aprender a controlar la profundidad de campo para obtener imágenes que resalten el sujeto de la fotografía.

En este tipo de fotografía puedes utilizar una abertura más amplia para un efecto de desenfoque suave o una abertura más pequeña para una mayor profundidad de campo.

Cuando manejes bien la cámara, aprenderás a jugar con diferentes configuraciones de apertura y velocidad de obturación para lograr la imagen perfecta.

Como bien te hemos explicado en otros post anteriores, es determinante para que tus fotos salgan increíbles. Por ejemplo, te sugerimos que leas nuestro post «¿Qué es la profundidad de campo?».

El carrete adecuado  

El carrete es lo que necesitas para capturar la imágenes con tu cámara y debes saber que existen varios tipos disponibles, cada uno con diferentes características.

Por un lado, están el carrete en blanco y negro que es una buena opción para fotógrafos que desean un aspecto atemporal y clásico.

Por otro lado, el carrete a color puede proporcionar un aspecto más natural y vivo.

Por lo que te sugerimos que valores estas opciones y experimentes con diferentes tipos de carrete para determinar cuál se adapta mejor a lo que deseas hacer.

En definitiva, usar una cámara de fotografía analógica es una manera muy especial a la par de añeja de capturar imágenes. Es cierto que quizás tengas que emplear más técnicas que con una cámara digital, pero la calidad y el valor simbólico que se pueden lograr con una cámara analógica es increíble.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!