Fotografía submarina: consejos para iniciarte

La fotografía submarina es una disciplina apasionante en la que se ha puesto de moda en los últimos años. De ahí que la mayor parte de los fabricantes hayan empezado a apostar por cámara y carcasas acuáticas.

Si alguna vez has practicado submarinismo, seguro que te has quedado con las ganas de fotografiar todo lo que has vivido y descubierto en el fondo del mar. Si no lo has hecho nunca, en estas vacaciones de verano tienes la oportunidad de adentrarte en este mundo.

Toma nota de estos consejos imprescindibles para sumergirte en el mundo de la fotografía submarina.

Familiarízate con el entorno

Lo primero de todo es que entres tú solo en el agua para ver cómo te sientes y que te acostumbres a este medio.

Piensa que tú vas a ser el único soporte que tenga la cámara bajo el agua, por lo que es conveniente que ya tengas adquirida cierta habilidad para nadar.

Fotografía submarina con snorkel

La fotografía submarina no es solo para buceadores expertos. Si estás iniciándote en esta disciplina fotográfica, la modalidad del snorkel es la más fácil para un principiante. Se trata de nadar por la superficie del agua con unas aletas, máscara y tubo. Solo necesitas saber nadar.

La desventaja es que al estar siempre en la superficie es más difícil encontrar encuadres originales.

Si el snorkel se te queda corto y quieres pasar al siguiente nivel, puedes probar con la apnea. En esta modalidad bajas algunos metros a pulmón pudiendo acceder a otros ángulos de disparo y sujetos marinos.

Si eres un buceador experto, lánzate a la fotografía submarina con equipo de buceo. Encontrarás una infinidad de composiciones y conseguirás unas fotografías únicas.

Escoge el equipo adecuado

A la hora de elegir el mejor equipo de iniciación a la fotografía subacuática tienes dos opciones básicas: escoger una cámara compacta en una carcasa a prueba de agua, o bien optar por una cámara sumergible.

Si lo que quieres es iniciarte en la fotografía submarina tendrás suficiente para empezar con una cámara compacta sumergible con flash. Pero a medida que vayas avanzando y dominando la técnica, necesitarás una cámara que rinda en condiciones de luz difíciles, siendo una de las mejores opciones una cámara reflex profesional junto a una carcasa submarina.

Practica en la piscina

El mejor campo de entrenamiento y que seguramente tendrás más a mano, es una piscina. ¿Por qué? es un lugar seguro, tranquilo y controlado para aprender a configurar la cámara, experimentar técnicas nuevas y asegurarte de que tu equipo funciona correctamente. Practica con tu familia y amigos.

Prueba diferentes composiciones

La fotografía subamarina, al fin y al cabo, es fotografía. Así que se aplican las mismas normas y conceptos tradicionales. Aprende y practica las normas de composición, incluida la regla de los tercios, marcos dentro de marcos, líneas de guía y movimiento, y usa los flashes con inteligencia.

Si quieres saber más consejos y curiosidades sobre fotografía, síguenos en redes sociales para estar el tanto de todo.