Entradas

La fotografía urbana se trata de un tipo de fotografía que tiene como escenario principal la ciudad como su propio nombre indica, pero que no se centra en la misma, sino en sus habitantes y la forma en la que éstos viven, interactúan y disfrutan.

Por lo tanto, podemos decir que se trata de una fotografía que se realiza en sitios públicos, que cuenta con una importante dosis de espontaneidad por parte de las personas y de técnica y experiencia por parte del fotógrafo, ya que requiere de un equipo fotográfico mínimo para que la imagen resulte lo más natural posible.

En este tipo de fotografía es importante que el fotógrafo nunca intervenga en la escena o pida una pose concreta, ya que este tipo de imágenes debe mostrar naturalidad y frescura.

No obstante, en este post, queremos ir más allá de explicarte en que consiste dicha disciplina y darte algunos consejos para que puedas obtener imágenes increíbles. ¡Sigue leyendo!

Consejos para la Fotografía Urbana

Si deseas iniciarte en la fotografía urbana, te recomendamos que lleves a cabo los consejos que queremos darte a continuación.

Utiliza un equipo apropiado

Para llevar a cabo la fotografía urbana, el equipo del fotógrafo no resulta decisivo, ya que debe estar moviéndose de un lado a otro con un equipo pesado resultaría muy complejo. No obstante, es importante que el modesto equipo que se utilice, permita la discreción del fotógrafo para no interferir en la escena retratada.

Por lo que el tamaño de nuestra cámara no debe ser enorme. Por otro lado, también resulta interesante que la cámara ofrezca un enfoque veloz, un obturador silencioso, configuraciones manuales de apertura, tiempo de exposición e ISO y la posibilidad de disparar en modo ráfaga. 

También recomendamos llevar baterías y tarjetas de memoria por si acaso y…¡listo!. La fotografía urbana es sinónimo de sencillez, así que bastará con lo que te hemos comentado para lograr espectaculares imágenes.

Busca buena luz

Y como siempre, hablamos de una de las grandes protagonistas de nuestros post: La Luz.

Nunca nos cansaremos de decirte lo importante que es la luz en la fotografía. Sin duda alguna, la luz es uno de los elementos más complejos de este tipo de fotografías, ya que la imposibilidad de controlar la luz y el dinamismo de la misma a lo largo de las horas y en las distintas partes de la ciudad es complicado.

Por lo que te recomendamos que estudies bien a qué horas vas a ir a hacer fotos y las zonas que deseas fotografiar. Gracias a ello, conocerás las características de la luz y la podrás utilizar a tu conveniencia para tus fotos. 

En el caso de que desees realizar tomas nocturnas, deberás ayudarte de fuentes de iluminación artificial como farolas, semáforos o letreros luminosos. No obstante, te sugerimos que para ello leas uno de nuestros artículos llamado: “Fotografía nocturna, una disciplina apasionante” en el cual explicamos detenidamente todo lo que debes saber sobre ella.

Ten en cuenta la composición

Llegados a este punto seguro que te estás haciendo la siguiente pregunta: ¿Buena luz, personas incontroladas y además hay que cuidar la composición? Sabemos que no es fácil, pero es que si no lo haces, no lograrás una fotografía urbana “perfecta”. Por lo que es importante que sigas todos esos pasos detenidamente.

En cuanto a la composición, es importante que apliques una serie de consejos que vamos a darte a continuación:

– Utiliza la regla de los tercios, ¡no falla! Si quieres saber más sobre ella, también tenemos un artículo muy bueno que te recomendamos que leas. Puedes hacerlo aquí. 

– Trata de equilibrar la fotografía dándole a los elementos que intervienen en la imagen su lugar en ella.

– Trabaja con puntos sobre los que atraer la atención y con líneas que te ayudarán a conducir la mirada.

– Utiliza patrones y formas que den ritmo y contribuyan al dinamismo de tus fotos.

– Cuida el fondo de las imágenes.

¡No tengas miedo!

Es probable que al principio puedas tener algo de miedo o vergüenza al fotografiar en la calle, por lo que te recomendamos que empieces con teleobjetivos y buscando cierta discreción, para acabar por emplear objetivos más cortos y habiendo normalizado la elaboración de fotografías en la calle.

¡Esperamos que te haya gustado este post! No olvides seguirnos en nuestras redes sociales 😉