Entradas

La fotografía boudoir no se trata de desnudarte, sino de descubrirte.

Si actualmente estás pensando en realizarte un reportaje de fotografía boudoir, déjanos decirte que te encantará el resultado.

Este tipo de reportajes son toda una experiencia sensorial y corporal. Es sentirte especial, sexy, y por supuesto, apreciar cada detalle de tu cuerpo como algo maravilloso. Como puedes ver, la fotografía boudoir va más allá de obtener unas imágenes preciosas para siempre, ya que cuando termines la sesión, te sentirás bien y segura contigo misma.

Por ello, consideramos que no es una sesión de fotos más, ya que lleva implícito un ejercicio para amarte tanto a ti como a tu cuerpo.

Todo sobre la fotografía boudoir

Si aún tienes dudas sobre la fotografía boudoir, no te preocupes. En este post te contamos todo lo que debes saber sobre dicha disciplina fotográfica ¡Sigue leyendo!

fotografía boudoir

El significado de boudoir

La palabra “boudoir” proviene del francés y significa “tocador”. El tocador era la habitación donde las damas se arreglaban y empolvaban. Hoy en día, la fotografía boudoir tiene múltiples estilos y de ella emanan imágenes diferentes.

La fotografía boudoir

En Emilio Simón entendemos que la fotografía boudoir es un estilo que busca resaltar la belleza, elegancia y sensualidad que reside en cada mujer. Se trata del arte de fotografiar el cuerpo de una mujer mientras muestra su lado más femenino. El resultado es una sesión fotográfica con fotografías naturales, con sensualidad y delicadeza, de las que las mujeres puedan sentirse orgullosas tanto de ellas como de su cuerpo.

La fotografía boudoir tiene una larga trayectoria internacional. En Estados Unidos y el norte de Europa se ha convertido en una tradición regalar un reportaje de este tipo a las parejas antes del matrimonio.

Es un género fotográfico fuertemente influenciado por las pin ups, las “novias” norteamericanas acostumbraban a regalar fotografías de este tipo a sus novios marines antes de irse a la guerra.

¿Qué ropa usar en este tipo de fotografías?

En la fotografía boudoir se muestra gran parte del cuerpo, por lo que la ropa recomendable para este tipo de fotografías, es principalmente, lencería fina. No obstante, también puedes complementar dicho look con otras prendas que te gusten como por ejemplo: bodys, camisetas lenceras, corsets o camisas abiertas. También es posible utilizar sábanas, objetos, mantas entre otros para así conseguir mostrar y esconder partes del cuerpo.

¿Dónde hacer fotografías boudoir?

Tras nuestra experiencia, la localización perfecta para un reportaje boudoir es un lujosa habitación de hotel, pero también se puede hacer en un estudio, cualquier estancia de una casa o en la playa.

¿Cuáles son las mejores posturas para la fotografía boudoir?

Para que cuando llegues a la sesión sepas como debes posar y sacar el máximo partido a tus fotografías, te aconsejamos que tengas una lista de poses previa a la sesión, que sepas que te sientas cómoda con ellas y funcionan. Puedes inspirarte en fotografías que encuentres en internet o de alguna modelo que te guste. No obstante, esto no quiere decir que no improvises en la sesión de fotos, ya que eso también aporta naturalidad. El listado previo que te comentamos es para que vayas con una base o idea y a partir de ahí consigas esas fotos que deseas.

Sesión de fotografía boudoir en Sevilla

En Emilio Simón realizamos fotografías boudoir en Sevilla a todas las mujeres, independientemente de su edad o constitución. Sabemos que todas ellas pueden transmitir su dulzura y seducción en nuestras sesiones de boudoir.

Si estás interesada en dicho servicio,  te invitamos a que veas nuestro portfolio y a que contactes con nosotros sin compromiso.

¡No olvides seguirnos en redes sociales!

La fotografía se ha convertido no solo en una gran herramienta para contar, para comunicar, sino en un verdadero arte.

Su descubrimiento surge principalmente de dos experiencias. La primera, la detección de que hay sustancias que son sensibles a la luz, y que pueden generar imágenes a través de esa exposición. La segunda fue el propio descubrimiento de la cámara oscura allá por el siglo III a.C. 

Desde sus inicios, la fotografía ha evolucionado de manera imparable, pasando por muchas facetas diferentes que han acabado conformando el arte de fotografiar tal y como lo entendemos ahora.

Y es que ha habido grandes hitos que han marcado esa evolución y han sido los antecedentes de todo lo que podemos encontrar en la actualidad y hoy queremos dedicarles este post a repasarlos.

Momentos que marcaron la historia de la fotografía

La primera cámara oscura

En los tiempos de Grecia antigua, el célebre filósofo Aristóteles experimentaba en un cuarto oscuro a través de un orificio la proyección de imágenes, sentando así las bases del principio de la cámara oscura. El equipo óptico permitía el paso de rayos luminosos, que formaban una imagen invertida de los objetos sobre la pared opuesta.

camara oscura

La primera fotografía de la historia

Las primeras imágenes fotográficas como podemos entenderlas en la actualidad fueron obra del francés Nicéphore Niepce, quien logró resultados mediante la prolongada exposición a la luz de placas de peltre cubiertas en betún, dentro de una cámara oscura. La primera imagen obtenida así fue Vista desde una ventana en Le Gras, de 1826, que tomó ocho horas de exposición a plena luz del día.
primera fotografia de la histori

El Daguerrotipo : la primera cámara de la historia

La primera “cámara” de la historia fue inventada por Louis Daguerre en 1839. Inspirado por el trabajo de Niepce, Daguerre utilizó en lugar de peltre, placas de cobre recubiertas de plata, lo que dio como resultados menores tiempos de exposición y una imagen en principio sutil que tras un proceso químico, se fijaba con mucha mayor definición.

daguerrotipo

Invención del papel fotosensible

Muy pocas semanas después de la invención de Daguerrotipo,  el inglés Henry Fox Talbot hizo pública su invención. Esta vez no se trataba de planchas de metal, sino de un papel que reaccionaba ante la luz.

El primer selfie

Aunque los autorretratos en pintura han existido prácticamente desde siempre, el fotógrafo americano Mathew B. Brady fue posiblemente el primero que se tomó una foto a sí mismo en 1875.

primer selfie de la historia

Lanzamiento de la primera cámara Kodak

En 1888 nace la empresa Kodak y con ella, la primera cámara lanzada para  que el gran público pudiera realizar fotografías de manera sencilla, aunque tu tamaño aún dejaba mucho que desear y complicaba su uso en movimiento. ¿Su eslogan? “Usted sólo apriete el botón, que nosotros hacemos el resto”.

10 momentos clave en la historia de la fotografía 1

Nacimiento del fotoperiodismo

El fotógrafo inglés Reinhold Thiele es considerado uno de los padres del fotoperiodismo. Con el periódico London Daily Graphic, cubrió la Guerra de los Bóeres en Sudáfrica entre 1880 y 1881 y consiguió mostrar en sus fotografías la crudeza de la guerra y posicionarse como una de las primeras personas que había sido capaz de captar un evento de tal calibre de manera realista.

primer fotografo de guerra

El formato 35mm arrasa

En 1913, Oskar Barnack, un ingeniero alemán crea un prototipo de una cámara que usaba una película de 35mm y en 1925 presenta la primera cámara Leica, que se popularizó y se convirtió en un aparato que pudo empezar a utilizar todo el mundo, pues era pequeña y sencilla de utilizar.

primera camara leica

Nacimiento de la fotografía instantánea

El 21 de febrero de 1947, Polaroid asombraba al mundo presentando ante la “Sociedad Óptica” Estadounidense la primera fotografía instantánea: una cámara que revelaba y positiva la imagen en tan solo 60 segundos

primera camara polaroid

Nacimiento de la fotografía digital

Y volvió a ser Kodak quien en 1975 sacase la primera cámara digital. Steven Sasson, construyó un dispositivo capaz de captar imánages fijas a través de un CDD. El prototipo pesaba tres kilos y sólo sacaba fotos en blanco y negro con una resolución de 0,01 megapíxeles. El resto, es historia.

10 momentos clave en la historia de la fotografía 2

 

¿Te gustaría conocer un poco más sobre nuestro trabajo en fotografía? Echa un vistazo a los trabajos realizados en nuestro portfolio.

Y síguenos en Facebook para estar al tanto de las últimas novedades.

 

Muchas veces no conseguimos el resultado esperado cuando sacamos una foto. Para que no tengas que estar editando para obtener la foto perfecta, vamos a explicarte qué es la profundidad de campo y cómo puede ayudarte.

En ocasiones es complicado poder obtener el fondo perfecto, pero cuando conozcas lo que te contamos sobre la profundidad de campo, vas a comprobar el antes y después de tus fotografías.

Sigue leyendo esta entrada y toma nota.

¿Qué es la profundidad de campo?

La profundidad de campo se trata de la zona enfocada o nítida de una imagen en contraposición a otras zonas de menor enfoque.

Como ya sabemos, un objetivo de cámara solo puede enfocar a un punto dentro del encuadre. Al no poder enfocar otros puntos, lo que se puede hacer es que ese punto enfocado sea más amplio o más pequeño. Eso sí, dependiendo siempre del objetivo de cámara utilizado.

La zona resultante que queda de la imagen visible y enfocada determina la profundidad de campo.

En conclusión, si en una imagen todo está visible y enfocado, su profundidad de campo es grande. Por el contrario, si solo una pequeña parte de la foto se ve nítida en comparación con el resto de la escena, su profundidad de campo es pequeña.

En estas dos imágenes te lo explicamos mejor:

qué es la profundidad de campo

En esta imagen, toda la escena está enfocada y nítida, así podemos observar todos los detalles y distinguirlos a la perfección. Desde el río en primer plano, hasta las montañas nevadas del fondo.

Sin embargo, en la siguiente fotografía sólo podemos observar la canica que se encuentra en mitad del plano. Lo que se aprecia al principio del plano lo vemos borroso, igual que ocurre con el fondo de la imagen.

qué es la profundidad de campo

¿Cómo puede ayudarnos la profundidad de campo?

La profundidad de campo, aparte de ser un concepto de lo más técnico en fotografía, es la técnica de la creatividad. Esto es, al emplearla de manera adecuada, puedes componer tus propias fotografías. Borrando fondos, enfocando solamente a un solo punto de la foto, consiguiendo retratos espectaculares o mostrando unos paisajes de escandalo.

Gracias a la profundidad de campo puedes ser el dueño de tu propia foto. Modificando la imagen a tu manera para obtener el resultado que deseas.

La profundidad de campo grande suele emplearse cuando queremos que la imagen enfocada sea todo lo que aparece en nuestra cámara. Por ejemplo fotografía de paisajes, montañas, restaurantes, etc.

La profundidad de campo pequeña se utiliza para llamar la atención del espectador y centrarlo solo en un punto clave de la imagen. Por ejemplo un retrato, para darle protagonismo al sujeto en sí, o para destacar solo un objeto de la imagen cuando aparecen más alrededor.

¿Cómo obtener mayor o menor profundidad de campo?

Para conseguir una mayor profundidad de campo, es decir, más zonas de la imagen visible, hay que hacer lo siguiente:

  • Apertura de foco más pequeña o cerrada, entre f/8 y f/22.
  • Focales cortas (10-35mm).
  • Mayor distancia de enfoque.

Para obtener una menor profundidad de campo, es decir, más zonas de la imagen desenfocadas o poco visibles:

  • Apertura de foco grande o abierta (f/1.4, f/3.5).
  • Distancia focal larga (70-400mm).
  • Enfocando solo la parte de la imagen que queremos sacar, es decir, acercándonos al máximo al objeto.

No hace falta cumplir todos y cada uno de los puntos para obtener resultados espectaculares, simplemente te ayudaran a conseguir una mayor o menor profundidad de campo.

 

Ahora te toca a ti, pon en practica todo lo que te hemos contado y podrás aprender más de fotografía. Si tienes alguna duda y quieres obtener fotografías espectaculares para tu marca, ponte en contacto con nosotros.

Síguenos en Facebook para estar a la última de las novedades.

Ha llegado el Black Friday y la mayoría de comercios, tanto físicos como electrónicos lanzan ofertas para incentivar sus ventas. En las semanas previas y también en los días posteriores como el CyberMonday, nos lanzamos a conseguir esos productos que llevábamos tiempo buscando pero a un mejor precio.

Para ello, es importante que en nuestros negocios demos la importancia que se merecen a las fotografías de producto, ya que son estas las que llaman en primer momento la atención al consumidor y podrán ayudar a potenciar las ventas. 

Según un estudio de la compañía tecnológica Report Linker, el mercado del Black Friday prevee alcanzar cifras de ventas de más de 343.000 millones este 2021. ¿Suena bien verdad? ¿Y qué podemos hacer para beneficiarnos de esto en nuestro negocio?

En Emilio Simón, la fotografía publicitaria es uno de nuestros pilares y podemos ayudarte a seguir creciendo.

Si estás buscando la forma de darle un empujón a tu negocio online y dar forma al estilo de tu marca, te dejamos unas claves imprescindibles a la hora de realizar fotografía de producto.

7 claves en la fotografía de producto para destacar este Black Friday

Hoy queremos mostrarte algunas claves que te ayudarán a que tus fotos de producto parezcan más profesionales y que llamen la atención del consumidor. Con estos trucos, conseguirás darle un impulso a tu marca y obtener un mayor número de ventas online.

  1. Cuida la iluminación. Una de las claves para que lo que vendemos pueda apreciarse bien es la luz. La luz es clave en cualquier tipo de fotografía pero si queremos vender un producto, debemos hacer que este luzca de la mejor forma posible y que se puedan vislumbrar cada uno de sus detalles.
  2. No descuides el fondo. Debes cuidar dónde realizas las fotografías. Los objetos en el fondo que no aportan información provocan ruido al espectador. Una buena opción puede ser utilizar un fondo neutro como una pared o telas de diferentes colores. También puedes optar por difuminar el fondo y concentrar toda la atención en tu producto.                                              fotografia producto ecommerce
  3. Dota de vida a tus fotos. No por ser una fotografía de un producto, debemos mantenerlo estático, el movimiento llama la atención del consumidor. Muévelos, abre las tapas o cógelos con la mano. Todo puede ayudar a dotar de vida a tus productos y que el consumidor pueda hacerse una idea más clara de ellos.
  4. Prepara tus fotos para todas las plataformas. Si vas a adentrarte también a vender en plataformas como Amazon o Ebay, tus fotos tendrán que tener determinadas características como tener fondo blanco o carecer de logotipos o marcas. Si haces el trabajo desde el principio, te ahorarrás los retoques posteriores a medida que vayas abriendo mercado.
  5. ¡Saca tus productos del estudio! Otra buena opción para llamar la atención sobre tu negocio puede ser localizar tus productos en su ambiente natural. No solo estás vendiendo unas zapatillas de deporte a la última moda, sino un estilo de vida. ¿Y si las sacamos a correr?                                                                                                                                                             fotografia de producto black friday
  6. Si tu producto es único, haz que todos lo sepan. Quizás vendes joyería online que produces tú artesanalmente con una técnica depurada durante años. ¿Por qué no mostrarlo a todos? Fotografía también el proceso de fabricación. artesania ecommerce
  7. Cuida la edición. Te será muy útil empezar a familiarizarte con programas de edición fotográfica, ya que te permitirán corregir pequeñas imperfecciones, realizar ajustes de iluminación o color e incluso deshacerte de elementos que generen ruido visual.

¿Te han servido estos trucos? Desde Emilio Simón podemos ayudarte a crear un fotografía de producto atractiva para el consumidor para que tu ecommerce destaque sobre los demás y puedas alcanzar un mayor volumen de ventas.

Echa un vistazo a algunos de nuestros trabajos. 

Y síguenos en Facebook para estar al tanto de todas las novedades.

¡Nos vemos en el próximo post 😉

Aunque hace mucho tiempo que llegó la fotografía en color a nuestras vidas, las imágenes en blanco y negro siguen cautivando el corazón de muchas personas.

Desde Emilio Simón, hemos elaborado una lista con los mejores fotógrafos de blanco y negro para que conozcas el estilo de grandes profesionales de dicha disciplina.

Estamos seguros de que una vez que conozcas las obras de dichos artistas, te van a ayudar como fuente de inspiración para tus fotografías en blanco y negro.

¡Sigue leyendo y no te pierdas nada!

Los mejores fotógrafos de blanco y negro

A continuación te contamos la trayectoria de seis de los mejores fotógrafos de blanco y negro.

Dorothea Lange

Dorothea Lange fue una importante fotoperiodista y documentalista del siglo pasado. A través de sus imágenes, conseguía reflejar el estado de la sociedad en los tiempos de la Gran Depresión. Sus fotos reflejaban realidades difíciles de contar. No obstante, su trabajo destacó por “contar la verdad” por ello, era llamada la fotógrafa del pueblo. Su imagen más conocida es la de la “Madre inmigrante”, en la cual se puede observar a una mujer preocupada por velar por sus hijos en una época muy golpeada por el hambre.

fotógrafos de blanco y negro

Sebastiäo Salgado

Otro de los mejores fotógrafos de blanco y negro es Sebastiäo Salgado. Se trata de un talentoso fotoperiodista brasileño muy comprometido con la realidad social. De hecho, pasó de ser un reconocido economista a dejarlo todo para convertirse en fotógrafo. Gran parte de su trabajo se ha basado en imágenes que transmiten la pobreza de muchos países, sobre todo de África y América.

Cristina García Rodero

Para seguir completando esta lista de los mejores fotógrafos de blanco y negro, no puede faltar Cristina García Rodero. Se trata de una fotógrafa española cuyo principal interés es el ser humano, algo que queda muy reflejado si ves sus trabajos. Las fotos en blanco y negro componen la mayor parte de sus proyectos y se han convertido en su seña de identidad. A través de sus imágenes a blanco y negro ha logrado contar historias, ya que una buena técnica unida a la ausencia de color, hace que las fotos tengan un toque mucho más misterioso y deja que la imaginación de cada uno vuele a sus anchas.

Ansel Adams

Estamos seguros de que cuando piensas en una fotografía de paisaje, probablemente te vienen imágenes a la cabeza de grandes extensiones de mar azul o verdes praderas. Pero, ¿y si te decimos que uno de los mejores fotógrafos de paisaje que ha existido fotografiaba estos en blanco y negro? Si, tal y como lees. Ansel Adams fue un fotógrafo estadounidense que se dedico a fotografías paisajes en blanco y negro. Sus fotografías fueron tan impactantes que incluso, en algunos casos, llamaron la atención de las instituciones sobre la protección y la mejora del entorno estadounidense. Por lo que, si lo tuyo son los paisajes, te recomendamos que conozcas los trabajos de Ansel Adams, te encantaran.

fotógrafos de blanco y negro

Sebastian Liste

Sebastián Liste es un fotógrafo español y sociólogo alicantino que trabaja fundamentalmente en blanco y negro y cuyos trabajos más conocidos tienen un profundo sentimiento social.fotógrafos de blanco y negro

Tomasz Gudzowaty

Para finalizar la lista de los mejores fotógrafos en blanco y negro, queremos mencionar a Tomasz Gudzowaty. Se trata de un fotógrafo polaco quien ha sido premiado con varios premios internacionales en fotografía por su amplia trayectoria. Gran parte de sus fotos son en blanco y negro y destaca que “siempre persigue diversos temas, especialmente los que se enfocan en la vida salvaje, en los deportes y en los problemas sociales”.

¿Qué te ha parecido esta lista sobre los mejores fotógrafos en blanco y negro? ¿Añadirías a alguien más? ¡De ser así déjalo escrito en los comentarios de este artículo!

¡Hasta el próximo post! 😉

Podemos estar de acuerdo en que los selfies se han popularizado en los últimos años, llegando a ser el tipo de fotografía más usado por todos a nivel usuario. A priori, parece ser un tipo de fotografía no muy complicado de hacer, aunque como todo, tiene sus trucos para sacar el máximo provecho a este tipo de fotografíaPor ello, desde Emilio Simón, te traemos este post con los mejores trucos para tus selfies.

Trucos para tus selfies

Nos encanta ayudarte a sacar el máximo provecho a tus fotografías sea el tipo que sea. Por ello, si quieres sacar selfies con calidad y profesionalidad, lee nuestro nuevo post. Nos encantará ayudarte a hacer únicas tus fotografías. Toma nota que empezamos. 3,2,1 ¡Selfie!

Como siempre, cuida la luz

Siempre hemos comentado en otros posts que la luz es un factor fundamental para la fotografía y en esta ocasión no iba a ser menos. Si quieres sacar el máximo provecho a tus selfies, no dudes en jugar con la luz, si es natural mejor aún, empieza por seguir este truco para tus selfies, no te arrepentirás.

Mantén la cámara en alto

Un truco para tus selfies sencillo pero eficaz, debes mantener la cámara siempre más alta que tu cara, de esta manera evitaras que tu cara salga más redonda y con papada. Por ello, si la mantienes en alto conseguirás que tu cara quede más estilizada, ganando entero de cara a tu fotografía, suavizando los rasgos de tu cara.

Usa la cámara trasera

Siempre que hacemos un selfie solemos usar la cámara delantera, básicamente por comodidad. Si bien es cierto que, es más cómodo, no es lo mejor, ya que la cámara delantera suele tener menos calidad que la trasera. Por ello te recomendamos que utilices la cámara trasera, aunque al principio puede resultar algo mas incomodo, te aseguramos que te acabarás acostumbrando y, sobre todo, notarás la mejora de calidad en tus fotografías.

El fondo también es importante

No es lo mismo hacerse un selfie en el interior de tu casa o en la naturaleza. Por ello, te recomendamos que la elección del fondo también es importante, les dará otro aspecto totalmente distinto a tus fotografías. Este truco para tus selfies, ayudará en darle más vivacidad, algo que con un fondo interior sería muy difícil de conseguir. Por otro lado, y en relación con uno de los trucos anteriores, ayudará a la iluminación de la fotografía.

Encuentra tu mejor ángulo 

Se suele decir que la belleza está en la simetría, sentimos decirte que casi nadie tiene una cara simétrica. Por lo que si estamos realizando una fotografía en la cual nuestra cara es el elemento principal, te recomendamos que busques tu mejor ángulo, girando ¾ será suficiente para engañar a la cámara y buscar tu ángulo perfecto.

Sonrisa de oreja a oreja

El ultimo truco para tus selfies, es sin duda el más sencillo, sonríe. Si sonríes le darás un aspecto más vivo a tus selfies. No sonrías solo con la boca, los ojos también son importante en una buena sonrisa, de este modo tus fotografías tendrás un tono más natural y distendido.

Confía en nosotros

Esperamos que te hayan ayudado nuestros consejos para sacar el máximo provecho a tus selfies, te aseguramos que si los sigues, notarás la mejoría y no querrás hacerlos de otra manera.

Por otro lado, un selfie no deja de ser una fotografía de retrato. Así que si deseas algo más profesional, no dudes en confiar en nosotros. Conseguiremos el mejor resultado y con el estilo que más se adapte a tus preferencias.

Nos despedimos, ¡hasta el próximo post!

Por cierto, no olvides seguirnos en nuestra redes sociales 😉

La fotografías en blanco y negro tienen un atractivo especial. El blanco y negro es una forma de arte y emplearlo en la fotografía hace que esta trasmita emoción y dramatismo. Una imagen en blanco y negro nos impacta porque nos muestra una realidad diferente a la colorida que solemos ver.

Por ello, si estás interesado en este tipo de fotografía, desde Emilio Simón queremos ofrecerte los mejores consejos para tomar fotografías en blanco y negro y obtener resultados realmente increíbles. ¡Toma nota!

Los mejores consejos para hacer fotografías en blanco y negro

El mundo del blanco y negro es realmente apasionante. Por ello, nos parece una gran idea que comiences a realizar tus fotografías en blanco y negro. Pero antes, nos gustaría compartir contigo algunos trucos para que tus fotos sean todo un éxito. ¡Allá vamos!

No utilices el modo “Blanco y negro” de la cámara

No te recomendamos que hagas fotografías en blanco y negro con el modo de la cámara “Blanco y negro” ¿Por qué? ¡Pues la respuesta es muy sencilla!

Una foto que está en color siempre puedes ponerla en blanco y negro siguiendo muy pocos pasos. En cambio, una foto que esta en blanco y negro no podrás convertirla a color, salvo que apliques técnicas muy complejas.

Además, en este modo perderás mucha información y posibilidades de control para conseguir la mejor versión de tu foto en blanco y negro. ¡Definitivamente no es una buena idea!

Usa ISO más bajo

El primer consejo que queremos darte para que realices tus fotografías en blanco y negro con el ISO más bajo posible.

La razón es que el ruido introducido a ISO’s altos resulta más evidente cuando la foto se pasa a blanco y negro. Por ello, es mejor tomarlas con el ISO bajo. Lo importante es que la imagen sea lo más limpia posible. ¡Te sorprenderá el resultado!

Asimismo, si deseas ese efecto que produce el ruido en la fotografía, siempre puedes añadirlo posteriomente en la edición.

Contrate y texturas

Para conseguir una composición perfecta en este tipo de fotografía, te recomendamos que le prestes atención al contraste, formas y texturas.

El contraste en una fotografía en blanco y negro se consigue entre los diferentes tonos de blanco, negro o gris. Un buen comienzo es buscar composiciones en las que aparecen puntos negros y blancos muy fuertes, gracias a la iluminación que reciben los elementos que aparecen en la escena y a los ajustes de exposición.

Por otro lado, también es conveniente fijarse en las diferentes formas, como por ejemplo, las líneas, ya que estas pueden ayudarnos a lograr imágenes muy originales. Por ello, te sugerimos que busques el ángulo correcto.

Por último y no por ello menos importante, es sumamente importante que juegues con las texturas de la imagen. Captando dichos detalles, conseguirás dotar de profundidad a tus fotografías y así mismo, ocasionar más interés.

Utiliza la luz adecuada

Uno de los aspectos que más oportunidades te va a brindar a la hora de hacer fotografías en blanco y negro, es la luz. Gracias a ella podrás decidir dónde recae el peso de la imagen y podrás dotarla de más contraste si lo deseas o hacer hincapié en las texturas o sombras.

No obstante, es fundamental que sepas cómo afectan las diferentes cualidades de la luz, es decir, la dirección, color, calidad e intensidad al resultado final para usarla de la forma que más te convenga.

¿Qué te han parecido estos consejos sobre la fotografía en blanco y negro? ¿Estás preparado para comenzar a disparar fotos con tu cámara?

Si aplicas estos trucos, sube tu foto a Facebook y etiquétanos para que podamos verla.

¡Nos vemos en el próximo blog!

La fotografía es una disciplina que como cualquier otra es importante ensayar, ya que se cometen una multitud de errores fotográficos.  No obstante, muchas veces cometemos errores y no nos damos cuenta que lo que estamos haciendo no es lo correcto y los repetimos de forma periódica. Aún así, no es malo cometer errores, de hecho es una de las maneras más efectivas para aprender, cometiendo <<ensayo y error>>, pero si es sumamente importante saber identificar de forma clara y concisa nuestros errores para aprender de ellos y evitarlos.

Desde Emilio Simón queremos ayudarte a mejorar tus resultados fotográficos, por ello en este post queremos hablarte de 5 errores fotográficos muy comunes en la fotografía para que cojas nota y no vuelvas a cometerlos.

No todo es el centro de la imagen

En la cabeza de la lista de los errores fotográficos más comunes se encuentra la tendencia de ubicar al protagonista de la imagen en el centro de la misma. Esto salvo en composiciones simétricas, no siempre tiene que ser de esta manera.

Si quieres un consejo para que tus imágenes queden perfectas, utiliza la regla de los tercios.  Dicha regla es una de las reglas de composición más utilizadas en fotografía. Gracias a esta técnica, es posible ordenar los objetos dentro del encuadre. En nuestro blog tenemos un post entero dedicado a esta famosa técnica, puedes verlo aquí.

El fondo es importante

Otro error muy común en la fotografía es centrarnos solo en el protagonista de la imagen y no darle la importancia que se merece al fondo de la misma. El fondo de la composición es fundamental, ya que éste puede arruinar el plano si no está bien definido. Por ello, es importante que el fondo esté bien definido.

Cuida el balance de los blancos

Otro de los errores fotográficos más habituales en la fotografía, es el balance de los blancos en una foto. La cámara no capta igual que nosotros el blanco de una escena, por ello es sumamente importante ofrecerle información sobre el tipo de iluminación que esta presente en la imagen. A partir de ahí, la cámara interpretará perfectamente el color blanco y nos devolverá fotos increíbles.

No descuides la luz de la imagen

Muchas veces tenemos tanta ansia por fotografiar algo que nos olvidamos de la luz de la escena. Este es uno de los errores fotográficos más graves que existen. La luz influye directamente en el resultado final de nuestra fotografía, por ello es primordial tener en cuenta este aspecto antes de disparar con nuestra cámara.

Si no cuidamos la iluminación, es posible que no tengamos una exposición homogénea, o que el protagonista de nuestra imagen esté iluminado de forma anómala.

Si deseas evitar que esto ocurra, te sugerimos que analices la luz que hay en la escena antes de hacer una foto. También puedes modificar la luz con difusores o complementar la foto con flash.

La composición de la imagen es fundamental

El último de los errores fotográficos del cual te queremos hablar, es la composición.

No es necesario centrar al milímetro nuestro encuadre en el sujeto a fotografiar, ya que esto puede ahogar la imagen y que el resultado no sea el esperado. Esto no quiere decir que todas las fotos deben ser de esta manera, ya que hay tipos de fotografía como por ejemplo, la fotografía retrato, que si es necesario que rellenemos el encuadre.

 

¿Qué te han parecido estos cinco errores fotográficos? ¡Ahora es el momento de identificarlos en tu práctica, no volver a cometerlos y ponerles solución!

Si tienes alguna duda o deseas aportar algún error más que consideres que debemos evitar en la fotografía, escríbelo en los comentarios.

¡No olvides seguirnos en nuestras redes sociales!

Una fotografía siempre debe saber comunicar de forma clara un mensaje, además de ser atractiva. Desde Emilio Simón consideramos que es necesario saber que es la composición fotográfica y conocer sus principales claves, ya que gracias a ella, es posible obtener fotografías profesionales. Una virtuosa composición es lo que puede transformar una imagen ordinaria en extraordinaria y quedar grabada en la mente de la persona que la ve.

Por ello, hemos creado este artículo en el cual te contamos todo lo que debes saber acerca de la composición fotográfica para que tus fotografías sean todo un éxito. ¡Comenzamos!

¿Qué es la composición fotográfica y cómo se utiliza?

La composición fotográfica se basa en saber identificar y colocar los elementos protagonistas en el encuadre de una imagen para hacer una foto ordenada y que tenga sentido. Mediante la composición buscamos originar una reacción o sentimiento en la persona que observa la fotografía posteriormente.

Por ello, la composición fotográfica es muy importante para un fotógrafo, ya que una buena composición puede marcar la diferencia entre una fotografía mediocre y una fotografía profesional.

Por lo que te recomendamos que si te estás iniciando en el mundo de la fotografía o llevas ya un tiempo haciéndolo, practiques la composición fotográfica si deseas unos resultados realmente increíbles.

No obstante, además de saber transmitir la emoción del momento en el cual estamos realizando la fotografía, para componer una imagen de forma correcta, una de las primeros pasos es conocer cuál es el centro de interés o el protagonista de nuestra foto. Una vez que lo tengamos claro, la composición se ocupa de colocarlo en el lugar adecuado para darle protagonismo que se merece. Por ello, es sumamente importante que para llevar a cabo este proceso, prestemos atención a las reglas de composición.

Reglas de composición en fotografía

Como bien hemos hablado en artículos de Emilio Simón, saber guiar la mirada del espectador de nuestra fotografía hacia el punto que queremos es fundamental. Las reglas de composición nos permiten esto y mucho más. Existen muchas, pero en este post te contaremos algunas de las más importantes.

Regla de los tercios en composición fotográfica

No tenemos ninguna duda que si te gusta la fotografía, has escuchado hablar de esta regla al menos una vez, ya que es muy famosa, pero sobre todo útil. La regla de los tercios se basa en situar el centro de interés en uno de los puntos fuertes de la imagen.  Para conseguir dichos puntos, debes dividir la fotografía en dos líneas horizontales y dos verticales.

Una vez que hagas esto, obtendrás cuatro puntos  los cuales te indicarán las zonas donde la mirada del espectador se dirige de manera inconsciente. Te aconsejamos que si aún no has leído nuestro post “¿Qué es la regla de los tercios?” , no pierdas la oportunidad de hacerlo, ya que en él te contamos todo lo que debes saber sobre ella.

Ley de la mirada en la composición fotográfica

Esta ley por regla general se aplica a la fotografía retrato. Dicha ley lo que indica es que debemos fijarnos en la mirada del protagonista de nuestra foto, ya que ha de tener siempre más espacio hacia la zona a la que dirige la mirada. De esta manera, conseguimos que nuestra imagen se vea limpia, ordenada y lo más importante, equilibrada.

Ley del horizonte en la composición fotográfica

Esta ley es muy conocida en el mundo de la fotografía. Se trata de dividir el encuadre de la foto de forma horizontal en tres partes de forma que cuando hagamos una fotografía y tengamos un elemento protagonista, este ocupe dos tercios de la imagen.

Por ejemplo, si deseas que los ojos del espectador que vea la imagen se centren en la parte inferior de esta, debes hacer que ocupe más espacio en la foto, por lo que te aconsejamos que coloques el cielo en la zona superior tan solo ocupando un tercio de la imagen.

En cambio, si deseas que el protagonista de tu imagen sea el cielo, las nubes o cualquier elemento que se pueda ver en el cielo, ya sea un fenómeno meteorológico o un objeto aéreo, debes colocar el horizonte en la zona inferior de la imagen ocupando solo un tercio de la misma, mientras que el cielo debe ocupar dos tercios. De esta manera conseguirás destacar la zona superior.

Como has podido ver, estas son solo algunas de las regla de la composición, pero a día de hoy, existen otras muchas que son muy interesantes de aplicar para conseguir unos resultados verdaderamente asombrosos.

En definitiva, es muy importante tener en cuenta la composición fotográfica si queremos que nuestras fotografías llamen la atención del espectador y sean todo un éxito.

Si deseas seguir aprendiendo más sobre este tema tan interesante, te recomendamos que permanezcas atento a nuestro blog, ya que iremos explicando poco a poco más aspectos interesantes sobre la composición fotográfica.

Cuéntanos en nuestro Facebook si este artículo sobre “Qué es la composición fotográfica” te ha resultado útil e interesante.

¡Nos vemos en el siguiente post!

¿Quién no ha escuchado hablar alguna vez de la regla de los tercios? Sin duda es una de las leyes de composición más famosas en el mundo de la fotografía gracias a los increíbles resultados que se obtienen si la aplicas de forma correcta. Pero, ¿sabes realmente usar está técnica? ¿conoces su origen? La respuesta a estas y a otras preguntas las resolveremos a lo largo de este post que hemos preparado en Emilio Simón. Si te interesa la regla de los tercios, no te pierdas este artículo. ¡Comenzamos!

Origen sobre la regla de los tercios

El origen de esta famosa técnica de composición fue en la antigua Grecia, ya que los griegos se caracterizaron por la búsqueda del equilibrio y la perfección.

Se puede decir que la regla de los tercios es la simplificación de las proporciones de la proporción áurea. La proporción áurea se ha utilizado a lo largo de los siglos por diferentes culturas para construir monumentos, esculturas o pintar cuadros. De dicha proporción, nace el Partenón, icono de la perfección Griega. Seguidamente los antiguos romanos aplicaron la proporción áurea en sus construcciones. Más tarde, esta proporción también la utilizaron grandes pintores como por ejemplo, Leonardo Da Vinci.

En conclusión, se puede decir que la conocida regla de los tercios se inspira en la proporción áurea y es una de las reglas de composición más utilizadas en fotografía. Gracias a esta técnica, es posible ordenar los objetos dentro del encuadre.

¿Para qué se utiliza la regla de los tercios?

Cuando vemos una imagen, tendemos a dirigir la mirada de forma natural a ciertas zonas. Dichas zonas reciben el nombre de puntos fuertes. ¿Cómo obtenemos los puntos fuertes de una fotografía? Imagina una imágen y divide esta en dos líneas horizontales y dos verticales. Al realizar este paso, obtenemos cuatro puntos donde se cruzan las líneas verticales y horizontales. Dichos puntos son los puntos fuertes y son aquellas zonas donde nuestra mirada se dirige de manera inconsciente.

Pues bien, al igual que nos hemos imaginado una imagen y hemos hecho este pequeño ejercicio, ahora es el momento de llevarlo a la práctica y aplicarlo en nuestras fotografías. Para ello, te aconsejamos que busques los puntos fuertes del escenario de tu fotografía,  ya que es donde debes colocar al sujeto de tu foto. Si aplicas esta técnica de composición, obtendrás dos cosas: la imagen cobrará interés y orientarás la mirada de la persona que visualice tu fotografía hacia aquellos puntos fuertes que deseas.

Cómo usar la regla de los tercios

Aplicar la regla de los tercios es sumamente fácil, ya que la mayoría de las cámaras te permiten ver tu imagen a través de una cuadrícula si así lo deseas y los programas de edición de fotos disponen también de una cuadrícula. Dichas cuadrículas pueden guiarte si quieres aplicar la regla de los tercios cuando hagas fotos o a la hora de retocarlas.

Aunque dicha regla no excluye a ningún tipo de fotografía, lo cierto es que suele darse más en dos tipos de fotografías: fotografía retrato y fotografía de paisaje. A continuación te explicamos cómo usar la regla de los tercios con dichos tipos de fotografía.

Por un lado, si trabajas con un primer plano en la fotografía de retrato, te aconsejamos que sitúes el punto fuerte en la mirada, ya que como bien hemos explicado en otros post, uno de los elementos más importantes en este tipo de fotografía son los ojos. En cambio, si decides trabajar con un plano más amplio, te sugerimos que coloques al sujeto en uno de los puntos fuertes.

Por otro lado, en la fotografía de paisaje debes determinar cual deseas que sea esa zona a la que el sujeto dirija su mirada cuando vea la imagen. Además, gracias a la regla de los tercios, puedes dotar a tu imagen de tridimensionalidad si colocas el punto de mayor interés en una zona más cercana al objetivo de tu cámara.

En definitiva, la regla de los tercios puede lograr grandes resultados en nuestras fotografías por lo que te animamos a que la apliques en tus fotos y nos cuentes en redes sociales el resultado.

¡Nos vemos en el próximo post!