trípode o monopie

¿Trípode o monopie? Muchos fotógrafos se hacen esta pregunta cuando necesitan un soporte para realizar determinadas fotografías. Por ello, desde Emilio Simón hemos creado este post para contaros todas las características y las ventajas tanto del trípode como del monopie. ¡No te pierdas nada y sigue leyendo!

Trípode

Como todos sabéis, un trípode es un elemento de tres patas portátil que sirve para soportar el peso y mantener la estabilidad de una cámara de fotos. Las situaciones en las que podemos utilizar un trípode son por ejemplo timelapse, espacios con poca luz, fotografía nocturna, fotos familiares o grupales, grabación de vídeo entre otras.

Ventajas de un trípode

Las ventajas que ofrece un trípode son múltiples. En este apartado te contamos algunas de las más importantes:

Aporta estabilidad

Estabilidad y firmeza son los principales aspectos que aporta un trípode, sobre todo en sesiones de fotos en las que no haya mucha luz, ya que si se dispara con la mano en este tipo de situaciones, puede dar lugar a que la imagen se vea borrosa.

Define la altura de la cámara

Es posible regular un trípode ya sea aumentando o disminuyendo su altura para obtener la foto que deseamos. 

Permite mantener la cámara de forma horizontal y vertical

Un trípode te permite realizar fotos horizontales gracias a su forma, pero también verticales. ¿Cómo? Mediante un soporte que se coloca en el trípode formando una “L”. Este soporte nos permite inclinar la cámara al lado del trípode para hacer una foto verticalmente. 

Monopie

Un monopie es un poste extensible que es capaz de aguantar el peso de una cámara de fotos o de cámara de vídeo. Hace la misma función que un trípode solo que en este caso, la cámara sólo está apoyada sobre una sola pata, eso sí, mucho más grande y resistente.

Además, es un elemento muy fácil de almacenar y de  transportar. 

Ventajas de un monopie

En función del tipo de fotografía que vayas a realizar, el monopie puede ser un buen sustituto del trípode. A continuación te contamos cuáles son sus principales ventajas:

Pesa poco

Como ya hemos comentado antes, un monopie es muy sencillo de transportar y de guardar en casa o en la oficina

Este tipo de accesorios son perfectos compañeros de viaje debido a su peso y a su tamaño, ya que apenas hacen bulto y de esta forma, podrás obtener unas fotos increíbles. Por ejemplo, si vas a realizar senderismo y deseas fotografiar el paisaje, te recomendamos que enganches tu monopie a la mochila para que de esta forma, vayas mucho más cómodo y puedas inmortalizar el recuerdo.

Rápido de montar

Un monopie es muy fácil de montar frente a un trípode, ya que con este último tenemos que desplegar las patas y el monopie es solo una. De este modo ahorraremos tiempo debido a que podemos montar y desmontar nuestro monopie de forma mucho más sencilla que un trípode. Por ejemplo, si tienes que realizar un reportaje fotográfico en un espacio con personas en continuo movimiento, es mucho más cómodo utilizar un monopie, ya que el trípode puede llegar a dificultar la tarea. 

Entonces, ¿trípode o monopie?

Elegir nuestro equipo de fotografía depende del tipo de fotos que deseemos realizar. Por lo tanto os recomendamos que antes de adquirir un trípode o monopie, te plantees lo siguiente: Cómo lo voy a usar, dónde y con qué frecuencia.

Aunque si te estás iniciando en el mundo de la fotografía y deseas dedicarte profesionalmente a él, te recomendamos que tengas uno de cada para las diferentes situaciones con las que puedas encontrarte a lo largo de tu carrera profesional.

¡Cuéntanos que te ha parecido este post en los comentarios o en nuestro facebook!